Vela

El cántabro Fernando Echávarri abandona definitivamente la vela olímpica

Fernando Echávarri y Tara Pacheco, compañeros hasta el pasado año en la clase Nacra./DM .
Fernando Echávarri y Tara Pacheco, compañeros hasta el pasado año en la clase Nacra. / DM .

Hace ya unos meses que el regatista santanderino tomó la decisión de dejar la preparación para los Juegos de Tokio 2020, para los que había estado entrenando junto a Tara Pacheco

DM .
DM .Santander

En la sede del Comité Olímpico Español, el regatista santanderino Fernando Echávarri, emocionado y acompañado por su familia, amigos y compañeros de barco, se despidió este jueves del deporte olímpico tras «dar tantos éxitos a la vela española», como expresó Julia Casanueva, presidenta de la Real Federación Española de Vela (RFEV). Echávarri explicó que su renuncia a Tokio se debe a que tiene puesta la cabeza en un «proyecto personal» que le impide mantener la concentración que unos Juegos requieren.

«Lo más sabio por mi parte era centrarme al cien por cien en mi nuevo proyecto, y dejar a las nuevas generaciones tener esa experiencia de participar en unos Juegos dando el cien por cien. Sé que lo van a hacer muy bien. Sé que me voy a emocionar cuando les vea en las regatas, pero siempre voy a estar ahí», expresó.

El regatista santanderino, campeón olímpico en Pekín 2008 junto a Antón Paz en la clase Tornado y que hace unos meses decidió dejar la preparación olímpica de cara a Tokyo 2020, pondría la «mano en el fuego» por el equipo que queda tras su marcha para estar en aguas japonesas, causada por la aparición de un nuevo proyecto que le impide dedicarse «al cien por cien» a estar en unos nuevos Juegos junto a Tara Pacheco en Nacra17.

«Queda un gran equipo olímpico, muchos deportistas capaces y con potencial, hay que apoyarles y dejarse de cosas que no son buenas para el deporte. Pido a Julia que haga un gran esfuerzo por ellos, pongo la mano en el fuego porque trabajarán para conseguir los objetivos», señaló Echávarri en el acto de retirada del regatista de la preparación olímpica en el Comité Olímpico Español este jueves.

El cántabro, que se acordó de sus padres y de su mujer e hijos porque han sido «un equipo» que ha conseguido «muchos sueños y alegrías», pero que también ha pasado «momentos muy duros, recalcó que su adiós a la campaña olímpica es por la aparición de un «proyecto nuevo e interesante».

«Es un proyecto en el que estoy muy involucrado y a la preparación olímpica hay que dedicarle el cien por cien. Junto a Tara (Pacheco), estos dos últimos años han sido gloriosos y sabíamos los dos que si queríamos hacer medalla en Tokio teníamos que dedicarnos al cien por cien y yo estaba dedicando mucho tiempo a otro proyecto», confesó.

«Quiero apoyar a Tara para que siga nuestra senda, tiene mucho potencial y me quedo tranquilo. La vida da muchas vueltas, tengo 46 años, son muchos y ha habido 25 años junto a mucha gente», expresó Echávarri en uno de los momentos más emotivos del acto.

El cántabro quiso agradecer el apoyo de las «instituciones» durante este periodo. «El deporte no puede funcionar si no va acompañado de una serie de instituciones y gente que pone todo para conseguir los objetivos mutuos. En mi carrera ha sido determinante contar con gente y equipos que han sido el soporte, como Federación, CSD y COE, más patrocinadores y ADO. También los tripulantes y los equipos multidisciplinares de la federación y toda la gente del CAR de Santander», añadió.

«La verdad es que me he levantado pensando que iba a ser un día de despedida con mucha gente a la que quiero y admiro. He visto el teléfono y el buzón estaba lleno de correos y mensajes de agradecimiento y emoción de mucha gente que ha estado conmigo los 25 años de preparación olímpica», relató.

El oro olímpico en Pekín 2008, campeón del mundo en 2005 y 2007 y campeón de Europa en 2005, espera volver al COE, que considera su «casa» y donde ha compartido «grandes momentos». «Quiero agradecer a la prensa que me habéis cubierto tantos años, sois una clave de cara a la consecución de los éxitos, sin la prensa no hay seguimiento ni patrocinadores. Gracias a todos», manifestó.

Fernando Echávarri estuvo acompañado en el acto por el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, y la presidenta de la Real Federación Española de Vela, Julia Casanueva.

Alejandro Blanco y Julia Casanueva

Blanco definió al regatista como «una persona de éxito» por todo el camino recorrido. «Eres excepcional y tienes valores por los que te levantas cada día y que han marcado tu destino. Eres un genio con talento, sigues teniendo el mismo entusiasmo y la misma sonrisa. Ese talento no te llevaría al éxito si no aunases disciplina y trabajo. Respetas a todo el mundo, a las normas, eres el gran ejemplo del campeón olímpico», elogió.

El dirigente le recordó al regatista que es «una persona muy inquieta y haces que se muevan los demás». «Nunca vas por el camino correcto, siempre hay un nuevo camino, un nuevo reto, siempre respetando las normas y los valores. Vamos a acompañarte en tus nuevos retos y desafíos. Nos has hecho felices y nos has acercado sueños y realidades. Eres un valor muy fuerte en la historia del deporte español», recalcó.

Por su parte, Julia Casanueva confesó que era un día «triste». «Gracias Fernando por la dedicación, esfuerzo y sacrificio de estos años, por haber representado a nuestro país y nuestro prestigio a nivel internacional y por transmitir tus valores. Dejas parte de tu tripulación aquí y desde la Federación se les va a apoyar, porque van a estar a la altura de lo que les has dejado. Es una gran pérdida y ahora comienza una etapa profesional en la que te deseo lo mejor», prosiguió.

Finalmente, su compañero en el oro de Pekín, Antón Paz, con un vídeo, agradeció a Echávarri la confianza que tuvo en él «desde el principio», cuando lograron el «sueño» de estar en unos Juegos y ganar ese oro. «Darte la enhorabuena por ese gran bagaje que has dejado en la vela española. Un abrazo fuerte a ti, a toda esa gente que te ha apoyado y que ha estado estos años colaborando y ayudando. Seguro que nos seguimos viendo en el mundo de la vela», concluyó.