Panorámica de la montaña asturiana

La familia de Rafael Suárez dona su archivo fotográfico al Pueblo de Asturias

En Taranes, en ruta hacia Llambría, 1977. // MUSEO DEL PUEBLO DE ASTURIAS, RAFAEL SUÁREZ
En Taranes, en ruta hacia Llambría, 1977. / / MUSEO DEL PUEBLO DE ASTURIAS, RAFAEL SUÁREZ
M. F. ANTUÑA

Rafa tenía una doble pasión. Amaba la montaña y aspiraba a llevárse a la casa, para recordarla y disfrutarla desde la distancia a través de fotografías. Todo lo que retrató, anotó y meticulosamente conservó durante años Rafael Suárez Rodríguez (1937-2002) está ya en manos públicas. Su viuda, Teresa García Álvarez, y sus hijas, Teresa y Amalia, han donado al Museo del Pueblo de Asturias el archivo del montañero.

Miembro de la Agrupación Montañera Astur Torrecerredo, coautor de la Enciclopedia de la Naturaleza Asturiana, en 1984 recibió la Medalla de Mejor Montañero del Año. Era además Rafa, como todos le llamaban, un tipo muy querido a quienes sus compañeros atribuyen uno de los archivos más completos de las montañas asturianas. Su gusto por el orden y la meticulosidad ratifican lo dicho, puesto que conservó no solo fotos, sino también mapas y otros documentos que él mismo dibujó y redactó. Abundan los croquis de alturas, las anotaciones sobre la toponimia, las cumbres e incluso recopila datos sobre los clubes de montaña.

Son 13.908 las diapositivas de 35 milímetros que configuran un archivo en muy buen estado de conservación y perfectamente organizado. Una Fujica ST701 y una Yashica Minister-D fueron las cámaras empleadas para captar esos momentos mágicos en la montaña, que forman también parte de la donación. En los cajetines compactos hay de todo: picos, cumbres, sierras, cordales, desfiladeros, valles, ríos, lagos, neveros, cascadas, árboles, aldeas, puentes, sendas, caminos, calzadas antiguas, majadas, invernales, fuentes, abrevaderos, cuevas, cabañas, chozos, vacas, caballos, cabras.... En sus caminatas y excursiones no enfocó solo al paisaje, sino también al paisanaje.

Todo ese trabajo alumbrado por el amor a la montaña de Rafa, que trabajaba en la banca, se revela ahora como documentación de gran interés para conocer el montañismo del último cuarto del siglo XX en el Principado.

Esta donación a la fototeca del museo sirve para completar y enriquecer los fondos de que ya se dispone vinculados a la montaña. Porque no es en absoluto extraño que objetivos y cumbres vayan unidos, como ha sucedido en el caso de fotógrafos como Célso Gómez Argüelles, José Ramón Lueje, Javier Sánchez Suárez o Francisco Ruiz Tilve.

Mirando las imágenes de unos y otros se advierte una triste realidad: el abandono de la ganadería y otras actividades de montaña a lo largo del siglo XX.

 

Fotos

Vídeos