Los comercios reclaman un equilibrio en el precio de los alquileres

Los comercios reclaman un equilibrio en el precio de los alquileres

La finalización, el 1 de enero de 2015, de los contratos de renta antigua deja la actualización de las rentas en manos de los propietarios, que en muchos casos "especulan" con los locales, y en otros, "los dejan vacíos" sin ser penalizados

VÍCTOR PUENTESantander

El negocio de cerca de 2.500 comercios cántabros corre peligro. El problema radica en que son contratos de renta antigua, una modalidad contractual que finaliza el 1 de enero de 2015, dejando la actualización de precios a la libre elección de los propietarios, que en muchos casos "especulan" con los locales, y en otros, "los dejan vacíos" sin ser penalizados. Los autónomos reclaman una moratoria de diez años, y los comerciantes piden un equilibrio en el precio de los alquileres, así como una subida de impuestos para los propietarios de los locales vacíos.

noticia relacionada

La "urgente" moratoria que reclama la Unión de Trabajadores Autónomos de Cantabria (UTAC) supondría una subida razonable de los precios: un 30% en el primer ejercicio, y un 10%, en el resto.

El colectivo reclama a las administraciones que ponga "un techo y un suelo" al precio que los propietarios fijan a sus inquilinos, con el fin de controlar y sancionar a los que especulen con sus propiedades.

A pesar de que los pequeños autónomos "han negociado o está negociando" la nueva renta con los propietarios particulares, Eduardo Abad, coordinador general de UTAC en Cantabria, advierte que son muchos los locales que están en manos de entidades de crédito que buscan especular. "El problema está en los locales que se venden a los bancos y a los fondos de inversión porque no obedecen a un sentido paternalista sino a la pura especulación", recalca Abad.

Por ello, el colectivo reclama la creación de un registro de arrendamientos urbanos de locales comerciales, que establezca el precio justo de alquiler, permitiendo así que "los inquilinos no se vean obligados a cerrar por las subidas de precio que les imponen".

Para Abad, esta "práctica abusiva" está haciendo mucho daño a los comercios, a las ciudades y a las administraciones. "El cierre de locales está haciendo que las calles sean más feas, que las ciudades sean menos competitivas y que los ayuntamientos tengan menos beneficios. Es como pegarse un tiro en el pie", lamenta.

"En Santander lo vamos a pasar canutas"

En Santander, donde el 40% de los negocios comerciales cuenta con contrato de renta antigua, no se muestran muy optimistas en cuanto a la demora de este tipo de contratos. Desde la asociación de comerciantes del Casco Viejo, avisan de que muchos negocios lo van a pasar "muy mal" y algunos, incluso, echarán el cierre. "La gente está acostumbrada a unas condiciones, que hoy en día, son muy duras, así que si nos ponen más a pagar, lo vamos a pasar canutas", explica Agustín Ordejón.

Partidario de aplicar una nueva moratoria, Ordejón apuesta por controlar el mayor peligro que supondrá el fin de la renta vieja: la especulación. "Hay que aplicar un mayor IBI a los locales vacíos, que cada vez son más, para que tengan un castigo por ese tipo de práctica".

"NI rentas abusivas ni tampoco tiradas de precio"

En esta misma línea se expresa Miguel Rincón, presidente de la federación del comercio Fediscom, quien apuesta por un equilibrio en el precio de los alquileres comerciales. "No es bueno que haya rentas tan altas ni abusivas ni tampoco alquileres tirados de precio. En Torrelavega, por ejemplo, te puedes encontrar en una misma calle comercios que pagan alquileres de 300 euros, y justo al lado otros que pagan más de 2.000", explica.

Sin embargo, a diferencia de otros comerciantes, Rincón no ve en el control de las propiedades privadas una solución razonada para incentivar a los propietarios. "Fórmulas de solucionar este problema hay varias pero lo mejor es intentar dialogar y negociar con los propietarios".

Preguntado por la iniciativa de UTAC de reclamar una moratoria para las propiedades de renta antigua, el presidente de Fediscom considera "razonable" el planteamiento pero, sobre todo, "ideal" el momento de sacarlo a la luz. "Que haya elecciones ayudará mucho. Es buen momento de aunar esfuerzos y estar todos juntos en la misma dirección. Los comerciantes tenemos que salir a la calle para luchar por lo nuestro", señaló.

 

Fotos

Vídeos