"No al cerrojazo de la renta antigua"

2.500 comercios están en peligro. según los autónomos/
2.500 comercios están en peligro. según los autónomos

El colectivo de autónomos cántabros advierte de que el fin de los contratos de renta antigua podría triplicar el precio de los alquileres de unos 2.500 comercios, que se verían obligados a echar el cierre a partir de 2015

REDACCIÓN

La Unión de Trabajadores Autónomos de Cantabria ( UTAC ) ha advertido de que unos 2.500 autónomos con locales comerciales en la región se verán "avocados prácticamente al cierre" por el fin, a partir del 1 de enero de 2015, de los contratos de arrendamientos de renta antigua y ha pedido una nueva moratoria y otras medidas para proteger a estos arrendatarios.

noticias relacionadas

Así, UTAC, integrada a nivel nacional en UPTA, presentará a los tres grupos con representación en el Parlamento de Cantabria (PP, PRC y PSEO) una iniciativa en este sentido para que, desde la Cámara regional, insten a una modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos a nivel nacional. A nivel nacional, UPTA procederá de una manera similar para llevar esta iniciativa al Parlamento español.

Según informa Europa Press, a nivel nacional se ha creado la plataforma No al Cerrojazo de afectados por el final de la prórroga de 'renta antigua'.

Esta iniciativa de UTAC -UPTA llega tres meses antes de que concluya la moratoria que en 1995 trajo consigo la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994.

Esta Ley impuso una moratoria de 20 años para la finalización de los contratos de locales de renta antigua --los arrendados bajo el auspicio de la ley de 1964--, que concluye el 1 de enero de 2015.

El precio de los alquileres podría triplicarse

En una rueda de prensa, el coordinador de UTAC -UPTA, Eduardo Abad, ha advertido que el fin de esta moratoria podría llevar a que los alquileres de estos locales comerciales se triplicasen a partir de esta fecha.

A su juicio, esto pondría a los autónomos inquilinos de estos locales en "serias dificultades" para continuar su actividad económica en ellos si no consiguen acuerdos con el arrendador para fijar un precio más asequible.

Abad, que ha estado acompañado por el secretario ejecutivo federal de UPTA, Javier Marzo, cree que, sobre todo, encontrarán dificultades para llegar a estos acuerdos los autónomos que tengan su negocio en un local comercial que es propiedad de entidades de créditos o personas o sociedades que, a su juicio, se dedican a la "especulación" inmobiliaria y que son conocedores del fin de la moratoria.

Moratoria de 10 años para actualizar progresivamente las rentas

Ante esta situación, UTAC pide una nueva moratoria de diez años para que la actualización de los alquileres se lleve a cabo de forma progresiva.

Así, proponen una subida del alquiler de estos locales del 30 por ciento el primer año y en los nueve sucesivos incrementos entre del 7 al 10 por ciento anual.

A su juicio, esta fórmula "dejaría a todas las partes satisfechas" ya que sería algo "asumible" para los autónomos --al menos para una parte, reconoce-- y permitiría a los propietarios de los locales actualizar la renta.

Para UTAC -UPTA, lo que hace falta para poder sacar adelante esta segunda moratoria --que en su opinión se justifica por la actual situación económica, "bastante peor", a su juicio, que la que provocó la primera-- es "voluntad política" y "sensibilidad".

Otras medidas

Además, y para proteger a aquellos autónomos que no puedan asumir esta subida del alquiler, UTAC -UPTA reclama que sean indemnizados por parte del arrendador o del nuevo arrendatario con 18 mensualidades del nuevo alquiler por el hecho de tener que marcharse.

UTAC -UPTA considera que se trata de un "mecanismo de protección hacia el débil" y una forma de preservar el "tejido productivo" que suponen estos autónomos y evitar que sea sustituido por la llegada de grandes cadenas de distribución o franquicias.

Al margen de las modificaciones legislativas y otras medidas a nivel nacional, UTAC pedirá al Gobierno de Cantabria la creación de un registro de locales comerciales en el que cada uno de ellos tenga establecido un mínimo y un máximo de renta, este último fijado por la Administración.

 

Fotos

Vídeos