Autónomos que buscan heredero

Los autónomos con edad de jubilarse podrían enseñar su trabajo a jóvenes autónomos que se incorporan al mercado laboral./
Los autónomos con edad de jubilarse podrían enseñar su trabajo a jóvenes autónomos que se incorporan al mercado laboral.

La Unión de Trabajadores Autónomos de Cantabria presenta un plan al Gobierno para que quienes se acerquen a la jubilación puedan contratar a un joven que se quede con el negocio

LETICIA MENASantander

Hoy en día parece que el futuro se dibuja con lápices de emprendimiento, con ideas que huelan a nuevo. Pero el futuro también podría dibujarse sacando punta a las pinturas viejas y dándoles un lavado de cara. Eso es a grandes rasgos lo que propone la Unión de Trabajadores Autónomos de Cantabria al Gobierno regional, que los autónomos que estén a punto de jubilarse contraten al futuro heredero de su empresa para que, con todos los conocimientos adquiridos durante sus años de estudio, pueda seguir dando pedales al negocio y, si es necesario, coger un nuevo rumbo.

De acuerdo con este plan de UTAC, la Administración se haría cargo del coste de la cotización neta a la Seguridad Social en su base mínima desde los 63 a los 65 años en los casos seleccionados. El autónomo pagaría la diferencia de cotización entre la correspondiente a la mínima y la que tenga elegida.

El contrato que realizaría el autónomo en esos dos años sería de formación y aprendizaje y, en el caso de que fuera un hijo o un familiar directo, se estudiaría el apoyo para la cotización como autónomo colaborador que ya tiene una bonificación estatal.

Según informa UTAC en una nota de prensa, este lunes se presentó al consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, su Plan de Sucesión de Empresa y Relevo Generacional.

En el documento se hace un análisis de la situación actual de los autónomos en el ámbito de Cantabria y se crea un plan estratégico para que los que tienen una edad cercana a la jubilación se planteen realizar el relevo de su negocio a través de la contratación de un joven mediante contrato para la formación y el aprendizaje.

UTAC explica que el colectivo de autónomos se encuentra "relativamente envejecido", particularmente en las zonas rurales, y añade que la crisis "ha producido resultados muy negativos en sus rentas".

Esta organización apunta que todos estos factores lleva a que en muchos casos se esté estudiando "el posible cierre de negocios y actividades económicas por resultar obsoletas" y porque sus titulares no están ya "en condiciones de abordar una diversificación y puesta en marcha de una nueva etapa" en la actividad.

"Este efecto es aún mayor en los que denominamos autónomos propiamente dichos, es decir aquellos que son personas físicas y que no tienen asalariados o los tienen circunstancialmente", agrega UTAC.

7.605 autónomos cántabros tienen más de 55 años

La organización apunta que este tipo de autónomos son 27.517 en Cantabria, casi un 70 % del total de 42.000 inscritos en la Seguridad Social.

Y un 27,6 % de ellos, en concreto 7.605, tienen más de 55 años, según los datos del Ministerio de Empleo. Además, un 66,8 % están en el sector servicios, y especialmente en el comercio y la hostelería.

UTAC advierte de que en Cantabria muchos negocios comerciales "no son suficientemente rentables sin una renovación básica" de los establecimientos y del modelo de negocio, de modo que el autónomo estudia "cualquier vía para acceder a la jubilación sin atender, por imposibilidad, a la sucesión de su negocio ni siquiera en el ámbito familiar".

"Todo ello nos puede llevar a una desertización comercial progresiva en los próximos años, especialmente en el ámbito rural y en barriadas periféricas de las ciudades, y también a una caída de rentas medidas disponibles", señala UTAC. Esta organización defiende que con un plan adecuado "muchos jóvenes podrían encontrar su propio empleo sustituyendo a los autónomos más mayores".

 

Fotos

Vídeos