La baja media por enfermedad entre los autónomos cántabros es de 102 días

Los autónomos acuden a la baja «cuando están enfermos de verdad», alega ATA../Jordi Alemánj
Los autónomos acuden a la baja «cuando están enfermos de verdad», alega ATA.. / Jordi Alemánj

Se trata de la cuarta comunidad autónoma con periodo más largo, aunque la incidencia de incapacidad temporal entre los trabajadores por cuenta ajena es de casi el doble

Isabel Arozamena
ISABEL AROZAMENASantander

Los autónomos cántabros que estuvieron de baja por enfermedad el pasado año lo hicieron por un periodo medio superior al del conjunto del país. Así lo recoge un informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) que señala a Cantabria como la cuarta comunidad con una cifra más larga por incapacidad temporal, concretamente con 102,41 días, más de tres meses, por encima de la media nacional que se encuentra en 92 días.

El informe elaborado por ATA destaca que los autónomos españoles se dan de baja por enfermedad en un índice que es la mitad que los asalariados. Así, durante 2017 lo hicieron el 0,96% de los autónomos registrados, un 1,07% en la comunidad cántabra, mientras que en el colectivo por cuenta ajena fue del 1,95% nacional y del 1,78% regional. Eso significa, según la asociación, que los autónomos lo hacen cuando están «enfermos de verdad» para un periodo de tiempo prolongado.

Ante este escenario, la agrupación que preside Lorenzo Amor reclama que los trabajadores autónomos queden exentos de pagar la cuota a la Seguridad Social a partir del día 30 de la baja, «porque son bajas largas en las que tienen que seguir pagando su cuota a la Seguridad Social y en ocasiones esto se convierte en un verdadero problema».

El periodo medio de enfermedad en este colectivo es casi el triple de tiempo que la media de días de los asalariados que pasaron de baja por enfermedad una media de 39 días. Según ATA, los datos revelan que los autónomos sólo se dan de baja cuando la enfermedad requiere cesar completamente su actividad y saben que van a estar largo tiempo enfermos.

La incidencia media mensual por cada mil trabajadores en el caso de los autónomos es del 9,22 -cifra que se eleva a 10,96 en Cantabria-, es decir, sólo nueve de cada mil trabajadores autónomos se dan de baja por enfermedad cada mes. Si se compara con los asalariados, estos se dan de baja tres veces más, hasta un 22,77.

Amor se refirió a la «importancia» de que los autónomos adecuen en cada periodo su base de cotización a lo máximo que puedan. «Porque cuando estén de baja, va a ser para largo tiempo y necesitan poder recibir lo máximo posible», alertó el responsable de ATA, organización que en Cantabria preside Ana Cabrero.

En todas las comunidades el porcentaje de autónomos que se dieron de baja en el conjunto de 2017 fue superior al de trabajadores por cuenta ajena, siendo Navarra la comunidad en la que existe una mayor diferencia entre autónomos y asalariados: el 1,46% frente al 3,38%. En el otro extremo, aunque siempre siendo las bajas de los trabajadores asalariados mayores que las de los autónomos, se situaron Extremadura y Galicia.

Además, en estas dos comunidades es donde las bajas de las autónomos duraron más. Si la media en España es de 92 días, los gallegos y extremeños estuvieron más de 114 días (casi 4 meses), lo que supone tres semanas más que en el resto de España.

En Cantabria, el número de afiliados a la Seguridad en el régimen especial era de 41.902 a finales de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos