CatalunyaCaixa gana hasta junio 103,5 millones, un 43,5 % menos

Sucursal de CatalunyaCaixa en Vilassar de Mar, Barcelona./
Sucursal de CatalunyaCaixa en Vilassar de Mar, Barcelona.

La entidad nacionalizada, que tuvo que ser recapitalizada con más de 12.000 millones de euros, fue adjudicada el pasado mes de julio en subasta al grupo BBVA

CatalunyaCaixa (CX) ha ganado 103,5 millones de euros hasta junio de este año, un 43,5% menos que en el mismo período del ejercicio anterior, debido al impacto extraordinario derivado del canje de instrumentos híbridos que se contabilizó en el primer semestre de 2013.

El resultado consolidado de 2014, no obstante, incluye otros extraordinarios, como son los procedentes de la venta de cartera de fallidos que se produjo en el mes de abril y los asociados a la venta de participadas, según ha informado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La nacionalizada CatalunyaCaixa, que tuvo que ser recapitalizada con más de 12.000 millones de euros, fue adjudicada el pasado mes de julio en subasta al grupo BBVA, que previsiblemente cerrará la operación de compra en el primer trimestre de 2015.

El margen de intereses del banco catalán se sitúa en el mes de junio en 210,1 millones, un 20,4% menos que en 2013, como consecuencia de las desinversiones de activos financieros realizadas en cumplimiento del plan de reestructuración. Por su parte, el margen bruto disminuye un 5,7% con respecto al año anterior, situándose en 342,7 millones.

En cuanto al resultado de explotación antes de dotaciones de CatalunyaCaixa, éste supera al final del primer trimestre los 30 millones de euros, lo que supone un incremento superior al 168%. Durante los primeros meses de este 2014 el banco que preside José Carlos Pla ha completado diversos aspectos del plan de reestructuración pactado con la Comisión Europea en el marco de la recapitalización de la entidad.

En el mes de julio, el fondo estadounidense Blackstone adquirió por 3.615 millones de euros y en solitario la cartera de cerca de 6.400 millones en hipotecas problemáticas de CatalunyaCaixa, que en los primeros meses de 2014 también ha vendido su plataforma inmobiliaria CXI o el servicio de comercialización de entradas Telentrada. Además, ha efectuado desinversiones en sociedades ajenas al negocio financiero, ha vendido parte de su participación en Applus y ha llevado a cabo un ERE, pactado con la plantilla, que se encuentra ya en la fase final de ejecución.

Una entidad «muy saneada»

Fruto de todas estas actuaciones, CatalunyaCaixa destaca que es ahora "una entidad muy saneada" y con una "holgada" posición de liquidez de 13.333 millones de euros. La tasa de morosidad de crédito tras la venta de la cartera de préstamos se sitúa en un 13,74%, con una cobertura del 79,5%, "una de las mayores del sector".

Los activos de CatalunyaCaixa suman 58.432 millones, un 7,34% menos que en 2013, mientras que el saldo de crédito a clientes asciende a 25.686 millones de euros. A pesar de las dificultades de los últimos años, el banco ha logrado mantener estable su cuota de mercado de depósitos, que se sitúa por encima del 11%. La fortaleza de la marca y la proximidad con la clientela, añade la entidad, le han permitido también incrementar los recursos de clientes en Cataluña en un 1,8%. CX dispone actualmente de una red de 715 oficinas en Cataluña y 43 sucursales en el resto de España y una plantilla formada por 5.361 trabajadores.