El beneficio de Bankia cae un 24,5% por menos plusvalías y el coste de BMN

José Sevilla, consejero delegado de Bankia./Javier Lizón (Efe)
José Sevilla, consejero delegado de Bankia. / Javier Lizón (Efe)

El Estado esperará a que suba la cotización para retomar la privatización, apunta el consejero delegado

Amparo Estrada
AMPARO ESTRADAMadrid

El beneficio de Bankia se redujo un 24,5% en el primer trimestre, situándose en 229 millones de euros, un trimestre marcado por el proceso de fusión con BMN, cuya integración de sistemas ya ha sido completada. El consejero delegado de la entidad, José Sevilla, justificó la caída por los resultados extraordinarios obtenidos en los primeros meses del año pasado con la venta de Globalvía –que aportó 50 millones de beneficio– y los menores resultados de operaciones financieras de compraventa de deuda pública –bajan un 14%–. También sufre por el euríbor negativo, que deteriora su margen de negocio, y por los costes de fusión con BMN.

El margen de intereses creció un 4,4% entre enero y marzo, y las comisiones aumentaron un 27,2%, con lo que los ingresos totales subieron un 6%. Pero esta imagen es, en cierto modo, un espejismo porque incorpora el balance de BMN sólo en el primer trimestre de este año. En términos homogéneos, la facturación por intereses baja un 9,8% y el margen bruto desciende un 10,4%. El mercado recibió los resultados con una caída de la acción del 0,47%, con lo que cerró a 3,63 euros por título.

Privatización

El consejero delegado apuntó que el Estado –principal accionista a través del FROB– «esperará a que suba de precio» para continuar con la privatización. La última colocación por el FROB de un 7% de Bankia se hizo por encima de los cuatro euros, aunque para recuperar todas las ayudas públicas concedidas (22.424 millones de euros a Bankia y 1.825 millones a BMN) tendría que venderse a un precio superior.

Los responsables de la entidad destacaron el empuje comercial, con un incremento de la base de clientes en 163.000 personas. No obstante, tanto los préstamos como los depósitos registran descensos en el primer trimestre respecto a diciembre del año pasado. El desapalancamiento de empresas y particulares continúa en el sector y Bankia no prevé que crezca el saldo neto de crédito hasta 2019, un año en que podrían también subir los tipos de interés, lo que aliviaría en gran medida el negocio bancario. Pero, ahora, «tenemos dos problemas: volúmenes a la baja y diferenciales bajo presión», reconoció Sevilla. El banco ha comenzado a financiar actividades que tenía vetadas por el rescate como la promoción inmobiliaria y filiales extranjeras: 408 millones de euros, de los que 54 millones son a promotores.

Temas

Bankia
 

Fotos

Vídeos