CaixaBank concede más de 4.000 millones en microcréditos desde principios de la crisis

Gonzalo Cortázar y Antoni Vila./
Gonzalo Cortázar y Antoni Vila.

Desde 2007 ha multiplicado por casi 14 veces el volumen prestado a través de su filial MicroBank, que ascendió a 894 millones el año pasado

COLPISAMadrid

Once años de vida y más de 4.000 millones de euros en microcréditos, esto es, préstamos muy pequeños para personas con dificultades para acceder a la financiación o directamente sin apenas recursos. Ese es el balance de la actividad desarrollada desde 2007 por MicroBank, el banco social participado íntegramente por CaixaBank, que según sus promotores aspira a convertirse en referente de la banca socialmente responsable en España. Solo el año pasado prestó 893,7 millones en ese ámbito, casi 14 veces más que la suma concedida en 2007 (64,3 millones) cuando inició su andadura.

El balance de sus actuaciones -4.083 millones prestados a emprendedores y familias dentro de 744.374 microcréditos- fue presentado este miércoles en un acto encabezado por Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, y Antoni Vila, presidente de MicroBank, y dentro del marco del nuevo Plan Director de Responsabilidad Corporativa del banco de origen catalán. Para el primero de ellos, «nuestra herencia centenaria nos convierte en una entidad con una gran implicación con la sociedad en la que vivimos», y por eso aspira a liderar «la recuperación reputacional de la banca y de la confianza de los clientes».

El referido plan de responsabilidad corporativa, ya aprobado por su consejo de administración, tendrá cinco grandes ejes de actuación: «asegurar una conducta ejemplar que fortalezca la confianza incentivando la diversidad», incorporar «las mejores prácticas» de gobierno corporativo y reforzar las políticas responsables y la gestión del riesgo reputacional, dar respuesta a los retos y las preocupaciones sociales más relevantes, impulsar y canalizar la solidaridad y la filantropía entre empleados y clientes con programas y actividades y, por último, colaborar en lo posible en la lucha contra el cambio climático.

Para reforzar su compromiso con la inclusión financiera, además de los microcréditos a personas desfavorecidas, el banco mantiene oficinas en el 94% de las poblaciones de más de cinco mil habitantes y ha concedido más de medio millón de ayudas a familias con préstamos hipotecarios y dificultades económicas.

2.600 millones par «dificultades temporales»

Desde 2007 hasta 2017 CaixaBank ha concedido 135.547 microcréditos a emprendedores y negocios por valor de 1.469 millones para poder desarrollar su actividad económica, junto a otros 608.827 microcréditos a personas y familias con claros problemas de acceso a la financiación bancaria tradicional por importe de 2.614 millones para atender «dificultades temporales» de distinto tipo.

Según un informe de la escuela de negocios Esade, MicroBank ha contribuido «decisivamente» en ese tiempo a la creación de más de 181.000 puestos de trabajo. Según sus autores, este tipo de financiación dirigida a la creación o ampliación de proyectos de negocio tiene «un impacto directo en la situación laboral y económica no sólo de los emprendedores que los solicitan sino también de otras personas». En este sentido, más de la mitad de sus beneficiarios (el 56%) afirma que no habría podido abrir o ampliar su negocio sin contar con ese tipo de préstamos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos