CaixaBank inicia la negociación de un nuevo ERE

Logotipo de una oficina de CaixaBank. /AFP
Logotipo de una oficina de CaixaBank. / AFP

La reestructuración de la plantilla se enmarca en el objetivo de cerrar más de 800 oficinas urbanas, como prevé su plan estratégico

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El próximo día 10 de enero se inicia la ronda de contactos entre los responsables de CaixaBank y los sindicatos de la entidad financiera para negociar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se enmarca en el contexto del nuevo Plan Estratégico 2019-2021, que contempla una reducción del 18% de la red de oficinas y podría implicar un ajuste de plantilla de alrededor de 2.000 empleados. Esa es la estimación que realizan los representantes de los trabajadores, aunque desde el banco no se ha ofrecido aún ninguna cifra oficial.

La dirección de la entidad ha manifestado su intención de llevar a cabo medidas como el despido colectivo, la modificación sustancial de condiciones de trabajo y la movilidad geográfica de los empleados, según ha informado UGT, que ha criticado que la dirección «ha desplegado toda la artillería pesada» para acomodar las condiciones laborales a sus propósitos. En cualquier caso, CaixaBank ha anunciado su deseo de abrir un proceso de negociación previo que sirva para mitigar las medidas, al amparo de la disposición adicional quinta del convenio colectivo.

A finales de noviembre, la entidad financiera anunció que clausurará 821 sucursales urbanas, hasta contar con total de 3.640 en 2021, desde las 4.461 que tiene ahora. En su plan estratégico quiere apostar por ampliar el número de oficinas de asesoramiento -'Store'-, hasta las 600 (frente a 285 actuales). Además, el grupo quiere mantener su apuesta por el mundo rural, donde se está produciendo un proceso de desbancarización del sector. Pero CaixaBank no tiene previsto realizar cierres de su millar de sucursales en las poblaciones inferiores a 10.000 habitantes.

 

Fotos

Vídeos