Botín rechaza un recargo a la banca porque Santander «ha ayudado» a dar estabilidad

Ana Botín./Efe
Ana Botín. / Efe

Admite que hay que «arreglar» la brecha salarial incorporando más mujeres a puestos directivos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La presidenta del Banco Santander se muestra opuesta a que se establezca un impuesto específico a las entidades financieras para contribuir al sistema de pensiones, como han propuesto recientemente PSOE y Podemos, al entener que a corporaciones como la suya "no solo no nos han ayudado sino que hemos ayudado nosotros al sector" y al conjunto de la economía. Ana Botín ha indicado que "cualquier propuesta fiscal debería ser la misma para todas las empresas" durante la presentación de resultados anuales del grupo.

Botín ha recordado que el Santander "ha contribuido con 3.000 millones de euros a la crisis bancaria" y con la adquisición del Banco Popular, llevada a cabo en junio del año pasado, "hemos conseguido dar estabilidad a millones de clientes y trabajadores". Por eso, ha indicado que aplicar una tasa diferente a la banca, más elevada o adicional a los impuestos que ya se pagan "no se justifica".

Precisamente en torno al futuro del Popular, el banco espera cerrar el ERE que pactó con los sindicatos a finales del año pasado en las próximas semanas, para a continuación comenzar a trabajar en los nuevos procesos de reestructuración que consistirá en el cierre de más oficinas de todo el grupo por el solapamiento de sucursales que ya existe entre las del Santander y las del Popular. El proceso estará culminado "a finales del año que viene", ha afirmado el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez.

El grupo se muestra "satisfecho" con la integración del Banco Popular, aunque pide tiempo para lograr los objetivos de la fusión corporativa. "Lo que más nos interesa es hablar de los dos bancos en su conjunto", ha explicado Botín, quien ha reconocido que se ha ganado cuota d emercado en depósitos, aunque en el caso del crédito "ha costado" algo más, aunque espera que la tendencia mejore en los próximos meses.

Durante su intervención, Ana Botín ha descartado que el banco vaya a realizar alguna adquisición más en España, ni en el ámbito de la zona euro. Aunque sí ha admitido que es posible que lancen "iniciativas digitales" en otros países comunitarios. "No tenemos que comprar nada para estar en países como Alemania", ha expresado la presidenta de la entidad, quien al mismo tiempo ha aclarado que tras los procesos de fusión vividos en España "hay países donde tienen más trabajo que hacer" en este sentido. "Aquí hay una gran competencia", ha afirmado.

Botín se ha adentrado en el problema de la brecha salarial que se vive en España entre hombres y mujeres para indicar que es una situación "que queremos arreglar en unos años", aunque ha admitido al mismo tiempo que "no es fácil" porque "implica tener que contratar perfiles fuera del banco". Al mismo tiempo, ha admitido que en el pasado las empresas "no han sido ágiles" para incoporar a mujeres a puestos más técnicos y directivos.

Mejora un 7% sus resultados

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 6.619 millones de euros en 2017, un 7% más, tras destinar 897 millones de euros a cargos extraordinarios, entre ellos la integración del Banco Popular, ha informado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El banco contabilizó una provisión de 752 millones de euros en el cuarto trimestre de 2017, principalmente por la revisión del valor de su participación en Santander Consumer USA (SCUSA), que compensó en parte las plusvalías de 297 millones obtenidas con la venta de Allfunds Bank y otros 73 millones por la reforma fiscal en EE UU.

Todo ello arrojó un saldo neto de plusvalías y saneamientos de 382 millones sólo en el cuarto trimestre y de 897 millones en todo el año, sin los cuales el beneficio atribuido ordinario hubiera crecido un 14% y alcanzado los 7.516 millones, ha añadido la entidad.

La presidenta del Santander, Ana Botín, ha señalado que "2017 ha sido, una vez más, un muy buen año y los resultados que anunciamos hoy muestran la fortaleza de nuestra dimensión y diversificación" y se ha mostrado convencida que de la entidad cumplirá todos sus objetivos este año. "A futuro, vemos muchas oportunidades de crecimiento orgánico acompañando a nuestros 133 millones de clientes. En 2018, prevemos crecimiento en todos nuestros mercados principales. Invertiremos aún más en plataformas digitales globales para dar mejor servicio a más clientes y de una manera más eficiente", ha añadido.

Solo en España y sin contar al Banco Popular, el Santander ganó 1.180 millones de euros tras crecer un 46%, gracias, en parte, a la estrategia 1,2,3, que le permitió ganar 600.000 clientes y sumar 1,9 millones. Banco Popular registró una pérdida de 37 millones tras cargar 300 millones en el tercer trimestre para cubrir los costes de integración, ha dicho el Santander, que ha recordado algunos hitos como la ampliación de capital de 7.072 millones; la venta del 51% de los activos inmobiliarios a Blackstone; o la aceptación del 78% del bono de fidelización para clientes del Popular.

La entidad vio crecer su beneficio ordinario en nueve de los diez mercados principales en los que opera, de los que Europa contribuyó a ese resultado con un 52% y América, con un 48%. El crédito aumentó un 7,4% y alcanzó los 848.914 millones de euros, en tanto que la morosidad subió hasta el 4,08% de la cartera total frente al 3,93% de 2016, con un ratio de cobertura del 65,2%, frente al 73,8% anterior, explica la nota.

Los depósitos de la clientela se elevaron un 12,5%, hasta 777.730 millones de euros, al tiempo que los activos totales alcanzaron los 1.444 millones tras crecer el 7,9%. La entidad cerró el pasado ejercicio con 17,3 millones de clientes vinculados, que son los que consideran al Santander como banco principal, en tanto que los clientes digitales aumentaron un 21 % y alcanzaron los 25,4 millones (sin el Popular).

Por áreas geográficas, la entidad ganó 2.544 millones de euros en Brasil, el 42% más, en tanto que obtuvo 1.498 millones de euros en Reino Unido, el 9% menos, en parte por la ganancia extraordinaria obtenida en 2016 con la venta de la participación en Visa y por mayores provisiones. Santander Consumer Finance (SCF), la unidad de financiación al consumo, se incrementó el 4% y ganó 1.168 millones tras asumir un cargo no recurrente de 85 millones por costes de reestructuración.

En México la entidad ganó 710 millones (+13%); en Chile obtuvo 586 millones, (+14%); en Portugal, 440 millones (+10%); en Argentina mantuvo su ganancia en 359 millones en EE UU la redujo un 8% , hasta 332 millones; y en Polonia ganó 300 millones.

En cuanto a los márgenes, el bruto, que recoge la mayor parte de los ingresos del Grupo, subió un 10 % y alcanzó los 48.392 millones, en tanto que los costes de explotación aumentaron un 9%, hasta 22.918 millones y las dotaciones para insolvencias sumaron 9.111 millones tras reducirse un 4%. La entidad cerró septiembre con un ratio de capital CET1 "fully loaded" -con todos los requerimientos normativos- del 10,84%, frente al 10,55% de 2016.

 

Fotos

Vídeos