El comité de Fundinorte recuerda que el Parlamento cántabro apoyó el proyecto

Imagen de archivo de una de las protestas /Ana Rodríguez
Imagen de archivo de una de las protestas / Ana Rodríguez

Ayer se reunió con la directora general de Trabajo para conocer las ayudas existentes para una plantilla que ha agotado las prestaciones

María Ángeles Samperio Martín
MARÍA ÁNGELES SAMPERIO MARTÍNSantander

El comité de empresa de Fundinorte, con planta en San Felices de Buelna, se reunió ayer por la tarde con la directora general de Trabajo, Ana Belén Álvarez, para conocer las posibles ayudas con las que pueden contar una vez que la empresa ha presentado un ERE de extinción de los 53 contratos existentes y mientras intentan recabar apoyos para buscar una salida a una plantilla que arrastra meses de incertidumbre y malas noticias. Los representantes de los trabajadores recordaron ayer que el Parlamento de Cantabria apoyó el proyecto industrial.

Álvarez explicó la existencia de un fondo estatal para los trabajadores que han agotado todas las prestaciones si bien los fondos son anuales y se agotan no se reponen hasta el siguiente ejercicio. Sin embargo, ofreció su apoyo para realizar los informes que se necesiten y respondió a todas las cuestiones que le plantearon los miembros del comité.

Francisco González, presidente del comité de empresa, recordó que el Parlamento de Cantabria apoyo en su conjunto el proyecto de Fundinorte y se le reconoció como «de interés estratégico» y que ahora esperan tener su respaldo para buscar soluciones, especialmente para un colectivo de unos 21 trabajadores, que son los más jóvenes, y que tienen una formación adecuada para trabajar en otras empresas de la región, a las que también ha apoyado el Gobierno regional.

Plantea la creación de una bolsa para recolocar al menos a los 21 empleados más jóvenes Ana Belén Álvarez

«Entre las soluciones podría estar crear una bolsa de trabajo para abordar las posibles recolocaciones», apuntó González.

Calcular la deuda

Por otra parte, la plantilla está esperando que la empresa les llame para iniciar las negociaciones del expediente de extinción una vez que el propio comité se ha convertido en la comisión negociadora. De momento, los administradores concursales les han indicado la conveniencia de que inicien los cálculos de las cantidades que se adeuda a cada uno de los empleados.

Fundinorte, que comenzó su andadura en 2016 para sustituir a Greyco y que tenía un ambicioso proyecto industrial, no logró las cifras esperadas y recabó más ayuda económica al Gobierno regional, a través de Sodercán. La sociedad encargó una auditoría y puso una serie de condiciones para aportar nuevas cantidades. La empresa nunca cumplió estos objetivos y, finalmente, entró en concurso de acreedores. Sin embargo, mientras que se ha presentado el ERE de extinción no se ha declarado la liquidación de la sociedad. Es más, fuentes de los administradores concursales señalaron que se siguen buscando inversores a través de intermediarios.

«Esperemos que no haya nada oscuro detrás de esta situación», señaló el presidente del comité a esta periódico. Recordó la angustia en la que viven los trabajadores y sus familias que llevan varios meses sin trabajar y la mayoría con las prestaciones agotadas.

De momento, el comité espera la llamada de la empresa para negociar, pero la idea es recabar apoyos para intentar recolocaciones , especialmente en el caso de los empleados más jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos