Convocada una concentración en Altamira por los impagos de la empresa de seguridad

Convocada una concentración en Altamira por los impagos de la empresa de seguridad

UGT, CCOO, USO y CSIF aseguran que Ombuds carece de fondos para pagar las dos nóminas que adeuda

DM .
DM .Santander

Los sindicatos UGT, CCOO, USO y CSIF han convocado para este martes, 13 de agosto, una concentración de protesta en la entrada del Museo de Altamira en Santillana del Mar, de 10.00 a 11.00 horas, en respuesta al impago de salarios en Ombuds Seguridad, la principal empresa contratista de seguridad privada en las administraciones públicas españolas. Ombuds cuenta con una plantilla en todo el país de cerca de 8.000 trabajadores, más de medio centenar de ellos en Cantabria.

La movilización se desarrollará en uno de los centros públicos en los que presta sus servicios la empresa en Cantabria, donde también es concesionaria de la seguridad privada del edificio de Correos, del centro territorial de RTVE y hasta ahora de los supermercados de Carrefour, aunque la multinacional francesa de distribución comercial ya ha rescindido su contrato con Ombdus.

Según precisan los sindicatos mencionados, Ombdus Seguridad adeuda en estos momentos a sus trabajadores las nóminas de los meses de junio y de julio, además de la última paga extraordinaria.

UGT, CCOO, USO y CSIF rechazan «las malas prácticas de muchas empresas que, como Ombdus, sólo buscan el mejor precio de licitación sin tener en cuenta que muchos trabajadores se verán abocados durante la vigencia del contrato a situaciones de extrema gravedad», tras recordar que «muchas de estas empresas han desaparecido, dejando a los trabajadores cuantiosas deudas».

Por ello, los sindicatos instan a empresas privadas y a las administraciones públicas «a velar por la estabilidad del empleo y no por el deterioro de las condiciones de trabajo» y plantean para ello que «no se firme un solo contrato de trabajo que no permita la rescisión inmediata del mismo en caso de impago de los salarios o de merma en sus prestaciones económicas y sociales».

UGT, CCOO, USO y CSIF agregan a sus reivindicaciones la obligación de los contratistas de servicios públicos a «garantizar como mínimo a sus plantillas las condiciones laborales, sociales y económicas estipuladas en el convenio colectivo estatal de seguridad privada» y a no incluirse en las concesiones a aquellas empresas con deudas en la Seguridad Social o en Hacienda.