La empresa franquiciada de Carrefour Express demanda a UGT por una «campaña de acoso»

La empresa franquiciada de Carrefour Express demanda a UGT por una «campaña de acoso»
Sane

La firma ha presentado una demanda en defensa de su honor e imagen pública y reclama 20.000 euros

DM .
DM .Santander

La empresa franquiciada de Carrefour Express Aner Energía S.L. ha presentado una demanda en defensa de su honor e imagen pública contra UGT y la secretaria del Sector de Comercio, Mercedes Perona, a quienes solicita una indemnización solidaria de 20.000 euros por los actos de protesta convocados ante el establecimiento y las declaraciones realizadas con tal motivo.

La franquiciada de Carrefour Express se considera víctima de una «campaña de acoso» en la que UGT ha pretendido «perjudicar expresamente a esta pequeña empresa, agrediendo injustamente la imagen pública de la mercantil, poniendo en riesgo su actividad y los puestos de trabajo de sus empleados, con unas actuaciones especialmente graves, mediante un escrache supuestamente ilegal frente a un establecimiento de su titularidad, y presuntas injurias e insinuaciones vertidas de forma pública y torticera y a sabiendas de su inexactitud».

En su demanda, la empresa pide que el órgano judicial competente declare que las afirmaciones, acusaciones y «referencias ignominiosas» contra la demandante, «recogidas en numerosos documentos probatorios que se han aportado al juzgado», constituyen una intromisión ilegítima en el derecho fundamental al honor y a la propia imagen de la empresa afectada, solicitando se recoja en sentencia expresamente la falsedad de éstas.

Asimismo, solicita una indemnización solidaria de 20.000 euros, cuantía que, según señala en un comunicado de prensa, «se desprende del perjuicio económico acreditado en el texto de la demanda, producido directamente por la campaña de acoso por parte de UGT y la señora Perona Rivas».

También pide que los demandados publiquen a su costa copia íntegra de la sentencia en las páginas web y otros medios donde hayan aparecido las declaraciones contra la empresa, «con expresión clara de la falsedad de las acusaciones relativas a la ilegalidad de las medidas adoptadas por la mercantil: estar vulnerando los derechos de los trabajadores, haber sido sancionados por estos hechos y a cuantas falsas declaraciones fueron realizadas frente la empresa y que se han expuesto ante el juzgado».

Finalmente, la franquiciada de Carrefour Express ha señalado: «Seguiremos respetando la Ley de Comercio, la normativa laboral y el convenio de aplicación», así como «protegiendo el buen nombre de nuestra empresa y los puestos de trabajo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos