BP pagará 16.850 millones por la catástrofe del Golfo de México

El incendio, tras la explosión en la plataforma Deepwater Horizon./
El incendio, tras la explosión en la plataforma Deepwater Horizon.

Una explosión en la plataforma petrolífera Deepwater Horizon en 2010 causó once muertos y contaminó las costas de cinco estados

COLPISA / AFPWASHINGTON

BP, la compañía petrolífera británica, ha llegado a un acuerdo con la Justicia estadounidense para pagar 18.700 millones de dólares (alrededor de 16.850 millones de euros), en compensación por la 'marea negra' que provocó en el golfo de México en 2010. El pago se hará en 18 años.

"Cinco años después del accidente de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, BP ha alcanzado varios acuerdos para resolver todas las demandas federales y estatales", ha explicado BP en un comunicado en el que se especifica la cantidad, quizá la mayor indemnización de la historia de EE UU pagada por una sola compañía, ha apuntado el Departamento de Justicia estadounidense. BP ha llegado al acuerdo con las autoridades federales cinco estados.

El 20 de abril de 2010 una explosión en la plataforma acabó con la vida de once trabajadores y bañó de crudo las costas de Alabama, Florida, Luisiana, Mississippi y Texas, durante 87 días, siendo la peor marea negra de la historia estadounidense. "Hace cinco años nos comprometimos a restaurar la economía del Golfo y el medio ambiente, y desde entonces se ha trabajado para cumplir esa promesa", ha explicado el presidente de BP, Carl-Henric Svanberg.

"Hemos hecho progresos significativos, y con este acuerdo allanamos el camino para cerrar definitivamente la historia", añadió. La Justicia estadounidense dictaminó en su momento que el derrame de petróleo del Golfo de México en 2010 fue resultado de una conducta "extremadamente negligente" de la multinacional británica.

Un pozo muy peligroso

La Justicia consideró que BP estaba al corriente de que el pozo que perforaba, conocido como Macondo, era especialmente peligroso debido al alto riesgo de una explosión, que al final se produjo. El vertido tras la explosión e incendio de la plataforma en abril de 2010 fue de 4,9 millones de barriles de crudo y afectó seriamente al ecosistema y la actividad económica de la zona del golfo.

Uno de los últimos estudios medioambientales sobre la catástrofe, publicado en mayo de 2015, reveló un fuerte aumento de la mortalidad en las poblaciones de delfines. Una cantidad inusualmente alta de delfines que aparecieron varados en las costas del sur de EE UU entre 2010 y 2012 con lesiones pulmonares y en las glándulas suprarrenales potencialmente relacionadas con la marea negra, según la investigación de la Agencia Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA).