El Estado ha reducido un 13% su plantilla en Cantabria en seis años

El Estado ha reducido un 13% su plantilla en Cantabria en seis años
DM

UGT exige que se incrementen y se rejuvenezcan los trabajadores públicos en la región -hay un 18% a punto de jubilarse- con las nuevas ofertas empleo

DM .
DM .Santander

El número de empleados públicos adscritos a la Administración General del Estado (AGE) en Cantabria ha disminuido un 13,3% desde el año 2012 y cuenta en la actualidad con una plantilla 'envejecida' en el que un 18% de sus efectivos (algo más de 400) tiene 60 o más años y está a punto de jubilarse. Así se desprende de un informe difundido este sábado por la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT.

El sindicato precisa que, según los datos del Boletín de Efectivos de las Administraciones Públicas recientemente publicado por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública y correspondiente a enero de 2018, a la pérdida de empleo acumulada en estos seis últimos años y el porcentaje de empleados públicos con una edad cercana a la jubilación, se une la de por sí «elevada» edad media de la plantilla de la AGE, en la que un 68% de sus trabajadores tiene ya 50 o más años.

UGT señala que este boletín confirma que la plantilla de la AGE ha perdido 333 efectivos en Cantabria (de 2.514 a 2.181) desde 2012, año en el que se implantó la Ley de Estabilidad Presupuestaria y de Sostenibilidad Financiera con sus recortes en el sector público.

En términos porcentuales, la disminución del 13,3% de empleados públicos de la AGE en Cantabria en estos seis últimos años es apenas cinco décimas inferior al registrado en España, donde se ha reducido en 32.346 efectivos (-13,8%), pasando de una plantilla de 234.685 trabajadores a una actual de 202.339.

El responsable regional de UGT en la Administración General del Estado, Luis Álvarez, indica que más de un 90% de esta pérdida de empleo corresponde al personal de los distintos departamentos de los ministerios del Estado (-309 trabajadores) que «atiende a los ciudadanos y que ahora sufre sobrecarga de trabajo porque tiene que hacer lo suyo y lo que hacían los que ya no están en plantilla».

A su juicio, el problema ya no es sólo la pérdida de empleo desde la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012, que anuló la reposición de efectivos en las administraciones públicas y no permitió cubrir las bajas por jubilación, sino que «el gran problema ahora es que esta plantilla visiblemente reducida ha envejecido y en los próximos años se incrementarán notablemente las jubilaciones«.

Álvarez recuerda que el pasado mes de julio se han aprobado nuevas ofertas públicas de empleo y ya se ha recuperado la tasa de reposición al completo (se reponen todas las plazas vacantes por jubilaciones), aunque recalca en este sentido que «en las administraciones públicas del Estado no es obligatorio como en otras que se repongan en el mismo territorio, por lo que una jubilación en Cantabria puede reponerse en otra comunidad autónoma y no aquí».

De hecho, prosigue el portavoz de UGT, con las últimas ofertas públicas de empleo «no han llegado a Cantabria trabajadores de nuevo ingreso y tampoco se han realizado concursos de traslados sobre plazas vacantes que solventen esta pérdida de efectivos». «Es evidente que se necesita personal y que, si no se refuerza la plantilla con las nuevas ofertas públicas de empleo, en la AGE se va a llegar a una situación insostenible», concluye al respecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos