El Ibex-35 recibe a Pedro Sánchez con una subida del 1,76%

El Ibex-35 recibe a Pedro Sánchez con una subida del 1,76%

La prima de riesgo de España se estrechó desde los 113 hasta los 103 puntos básicos en la jornada

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 arrancaba la jornada en los 9.540 puntos y marcaba máximos en los 9.680 puntos a la una y media de la tarde. Desde ahí aflojó un poco pero, con todo y con eso, logró cerrar la sesión con una subida del 1,76%, para dar un último cambio en los 9.632,40 puntos.

Con ese resultado, el Ibex-35 fue el mejor índice de entre los principales en Europa en la sesión en que salía adelante la moción de censura del PSOE contra el Gobierno del Partido Popular y Pedro Sánchez se convertía en presidente del Gobierno. Sólo le ha ganado el índice griego, con una subida del 2,77%.

El avance de los mercados de renta variable europeos tenía lugar también después de que finalmente se formara gobierno en Italia, con Giuseppe Conte como primer ministro y Giovanni Tria, más pro-europeo que Paolo Savona, al frente de Economía. Savona también participa del Ejecutivo como responsable de asuntos europeos. El foco ahora se traslada a los planes económicos del nuevo equipo, sobre todo en términos de gasto, y en cómo se plantean las relaciones con Bruselas. De ahí que los analistas consideren que sigue siendo conveniente ser prudente con los activos italianos. Hoy, por lo pronto, los inversores les han dado tregua y el Ftse Mib de Milán también se ha colocado entre los mejores indicadores del día, con una revalorización de un 1,5%.

También subida de más de un punto porcentual para el Cac 40 francés. El Dax alemán se ha anotado un 0,95%. Y el Ftse 100 británico, un 0,31%.

Una semana muy tensa

Pese a este manso final, la semana ha sido muy tensa: que el presidente italiano Sergio Mattarella no diera el visto bueno al ministro Savona por su euroescepticismo el fin de semana pasado llegó a frustrar la formación de Gobierno de la Liga y del Movimiento Cinco Estrellas, lo que hizo pensar en unas nuevas elecciones en que la suma de fuerzas de ambos podría ser mayor. El mercado llegó incluso a empezar a poner en precio una posible ruptura del euro, debido a las tradicionales posiciones contra la moneda única de los dos socios. Cuando pareció que se calmaba la cuestión italiana, ayer, saltó Trump y su reactivación de la guerra comercial, lo que también ocasionó pérdidas relevantes en los índices.

De ahí que el cierre semanal haya sido en negativo en general para todas las Bolsas europeas: el peor indicador ha sido el Ibex-35, que se ha dejado un 1,98%, mientras que el Dax alemán ha cedido un 1,65% y el Cac 40 francés ha retrocedido un 1,39%. El Ftse Mib de Milán, al final, ha cerrado con un recorte del 1,29%.

Sólo tres valores del Ibex-35 en rojo

Sólo tres valores del selectivo español han terminado en negativo. El peor, Aena, que se ha dejado un 1,10%. Después se ha colocado Red Eléctrica, que ha bajado un 0,21%. Gas Natural ha cerrado con un recorte del 0,14%.

En verde, Acerinox fue el más rentable, con una subida del 3,78%. Después, entidades financieras: Santander, Sabadell y BBVA repuntaron más de tres puntos porcentuales. A continuación se colocaron Bankia, que avanzó un 2,96%, y Mapfre, que se apuntó un 2,78%.

Acciona, ACS, Técnicas Reunidas, Grifols, Mediaset y Meliá también sumaron más de dos puntos porcentuales.

Pero en la semana, únicamente ocho valores se salvan de los números rojos en el selectivo español: el más rentable ha sido Repsol, con una subida del 4,73%, seguido de Acerinox, que ha avanzado un 4,50%. Los otros títulos en positivo fueron Grifols, Meliá, ACS, Amadeus, Acciona y Ferrovial.

En rojo, el peor de la semana ha sido el Sabadell, con un recorte del 6,70%, seguido de Dia, que ha perdido un 6,06%. Entre los diez valores más bajistas, más bancos, como Santander, CaixaBank, Bankia y BBVA.

Sigue el relax en los bonos

En el mercado de deuda, los bonos también han continuado con su proceso de relajación, sobre todo los italianos, que eran los que más se habían tensado con anterioridad. El rendimiento del título italiano a diez años bajó desde el 2,74% hasta el 2,64%. El del portugués, desde el 1,93% hasta el 1,83%. El de su comparable español, desde el 1,47% hasta el 1,41%.

Los máximos de estos tres títulos se han colocado esta semana en el 3,13%; en el 2,16%; y en el 1,58%, respectivamente.

     En cambio, la rentabilidad del bono alemán siguió al alza: los inversores que tomaron posiciones en este activo para refugiarse de la volatilidad están deshaciéndolas. Así, el interés del bund pasó del 0,33% hasta el 0,38%.

Las primas de riesgo, combinando las bajadas de la rentabilidad de los bonos de la periferia y la subida del 'core', se redujeron. La prima de riesgo de Italia se estrechó desde los 240 hasta los 226 puntos básicos. La de España, desde los 113 hasta los 103.

     El euro, sin embargo, perdió posiciones: al cierre, retrocedía un 0,20% frente al billete verde, hasta el nivel de 1,1670 unidades.

Buenos datos procedentes de Estados Unidos

En esto último pudo influir el buen informe de empleo que se publicó en Estados Unidos. Durante el mes de mayo, se crearon 223.000 puestos de trabajo en la economía no agrícola, por encima de los 190.000 que se esperaban. Con ello, la tasa de paro bajó una décima por sorpresa, hasta el 3,8%. Además, los salarios subieron más de lo previsto: un 2,7% interanual, frente al 2,6% que se había anticipado.

A estas buenas referencias sobre el mercado laboral americano, había que sumar que también fue positivo el índice de gestores de compras del sector industrial.

Todo ello llevó a que el rendimiento del título estadounidense a diez años subiera desde el 2,86% hasta el 2,89%. Ello, porque los datos en su conjunto hacen más probable una subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal norteamericana en su reunión del próximo 13 de junio. Aunque ello no ha puesto nerviosos a los inversores, que ven cómo la economía sigue fuerte y puede aguantar otro incremento del precio del dinero.

 

Fotos

Vídeos