El Ibex pierde los 10.000 por culpa de Trump

Inditex fue el valor más rentable de la jornada, con una subida del 3,32%. CaixaBank fue el peor, con un descenso del 2,40%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 estuvo en positivo durante la mayor parte de la sesión hasta que a las tres y media de la tarde entró en números rojos. Al cierre, daba un último cambio en los 9.996 puntos, lo que supone un recorte del 0,29%. Con ese resultado, el selectivo español fue el mejor de todos en el Viejo Continente. 

Sólo nueve valores del indicador doméstico se salvaron de los recortes. Inditex fue el más rentable de todos, con una subida del 3,32%. A continuación se colocó Cellnex, que se anotó un 2,44%. Dia, por su parte, avanzó un 0,90%. Acciona y Amadeus ganaron poco más de medio punto porcentual. Indra, mientras, se anotó un 0,35% y Enagás y Técnicas Reunidas, algo más de un 0,10%. Viscofán fue el último que esquivó los descensos, pero apenas logró acabar el día en tablas. 

CaixaBank fue el valor que más cayó del selectivo español, con un descenso del 2,40%. Después se colocaron un buen puñado de valores con pérdidas de más de un punto porcentual. Así, Colonial y Acerinox bajaron un 1,47% y un 1,44%, respectivamente. Grifols se dejó casi un 1,4%. Bankinter, Mediaset, BBVA, Siemens Gamesa y ACS fueron los otros que retrocedieron más de un punto porcentual. 

El peor de todos los indicadores europeos fue el Dax alemán, que retrocedió un 0,94% por el peso en contra que supuso Deutsche Bank, que se dejó un 4,79%, además de los fabricantes de automóviles: Daimler perdió un 2,77%; Volkswagen, un 2,54%; y BMW, un 1,69%. Estos cuatro valores fueron los peores del Eurostoxx 50. El banco, por el anuncio de nuevos despidos. Las automovilísticas, por el temor a que Estados Unidos termine estableciendo aranceles a las importaciones de vehículos: la Administración Trump ha iniciado una investigación sobre hasta qué punto las importaciones de camiones y vehículos amenazan la seguridad nacional.

Después se colocó el Ftse 100 británico, que bajó un 0,92%, mientras que el Ftse Mib de Milán cayó un 0,71%. El PSI-20 de Lisboa, por su parte, se dejó un 0,67%. 

La clave de las caídas: Trump y Wall Street

Lo que sentenció a los parqués del Viejo Continente a terminar el día con pérdidas fue la apertura en negativo de Wall Street. Al cierre de los parqués europeos, el Dow Jones y el S&P 500 perdían alrededor de un 0,75%, mientras que el Nasdaq retrocedía un 0,55%. 

Ello, por culpa de la geopolítica. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha suspendido la reunión que tenía planeada para junio con el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-Un, usando el argumento de la abierta hostilidad mostrada en los últimos tiempos por parte de Pyongyang. Los inversores parecen temer un aumento de las tensiones geopolíticas y que éstas perjudiquen al crecimiento económico global.

Por eso, aumentó la aversión al riesgo. Ello ocasionó una subida de los activos refugio. Así, el precio del oro, al cierre de la sesión, subía cerca de un punto porcentual, hasta los 1.305 dólares la onza, su nivel más alto desde principios de la semana pasada.

Los tipos de los bonos, a la baja

El dinero también entró en la deuda más conservadora. El interés de los títulos estadounidenses a diez años bajaba desde el 2,99% hasta el 2,96%. Y el de sus comparables alemanes, desde el 0,50% hasta el 0,46%. 

En realidad, bajaron los rendimientos de todos los bonos, a excepción de los de los italianos. El interés éstos se mantuvo sin cambios a las puertas del 2,40%. Pero el de sus comparables españoles retrocedió desde el 1,43% hasta el 1,38%. Y el de los portugueses, desde el 1,92% hasta el 1,88%. 

Mientras la prima de riesgo de Italia, por la caída de la rentabilidad del bono alemán, se ampliaba desde los 188 hasta los 191 puntos básicos, la de España caía de los 92 hasta los 91 puntos básicos. 

El vicepresidente saliente del Banco Central Europeo, Vitor Constancio, afirmó que los riesgos de contagio desde Italia no están completamente descartados, especialmente si el incremento de sus intereses continúa al alza, aunque hasta el momento hay muy débiles indicaciones en esta dirección. 

En el mercado de divisas, el euro recuperaba un 0,3%, hasta el nivel de 1,173 unidades, después de cerrar ayer en mínimos anuales y por debajo de la cota de 1,17. Pero el yen, como activo refugio por excelencia, ganó posiciones tanto frente al dólar como frente al euro. 

En el mercado de materias primas, caídas. El barril de Brent, de referencia en Europa, sufría su primer descenso después de tres sesiones consecutivas de avances: retrocedía un 0,80%, hasta los 79,18 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía un 1,42%, hasta los 70,81 dólares.

 

Fotos

Vídeos