Al Ibex-35 le pesan los bancos y cierra a la baja

Al Ibex-35 le pesan los bancos y cierra a la baja
EFE

El selectivo español fue el peor de todos los europeos y, junto al Ftse Mib de Milán, el único que terminó con pérdidas

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 volvió de las vacaciones de Semana Santa con pocas fuerzas. El índice arrancaba la sesión plano pero, inmediatamente entraba en terreno negativo, para marcar mínimos de la sesión pasadas las doce y media del mediodía por debajo de los 9.500 puntos. Pero esta psicológica cota aguantó, actuó como soporte. Al cierre, el selectivo español daba un último cambio en los 9.527,2 puntos, lo que supone un recorte del 0,57%.

Con este comportamiento, el selectivo español fue el peor de todos los europeos y, junto al Ftse Mib de Milán (-0,27%), el único que terminó con pérdidas. El mejor fue el Ftse 100 británico, que sumó un 0,85%, mientras que el PSI-20 de Lisboa se anotó un 0,25% y el Cac 40 francés, un 0,20%. El Dax alemán se anotó un 0,11%.

Al indicador español le pesó especialmente el sector bancario. Ello por las declaraciones del miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo Benoit Coeure, que afirmó que no ve ninguna razón por la que haya que diluir el efecto de los tipos de interés negativos en la banca. Asimismo, afirmó que la nueva ronda de préstamos para la banca puede ser menos generosa que la previa. Argumentó que los bancos que potencialmente sacarían partido de esas medidas serían entidades que ya tienen exceso de liquidez, muchos de los cuales están localizados en Francia y Alemania, donde el crédito ya está creciendo. Ello le da razones para decir que no hay evidencias para decir que el tipo de depósito en negativo es malo para el préstamo.

Los dos peores bancos fueron CaixaBank y Bankinter, que perdieron un 2,94% y un 2,80%, respectivamente. Bankia, el Sabadell y BBVA retrocedieron alrededor de un 2,15%. Santander, por su parte, se dejó un 1,33%. Aunque los dos peores valores del día fueron Ence, que bajó prácticamente un 5%, mientras que IAG se dejó un 3,63%. Entre los peores, también ArcelorMittal y Acerinox, que se dejaron un 2,79% y un 1,99%, respectivamente.

Entre los grandes valores, también le restaron al selectivo Telefónica e Inditex, que retrocedieron un 1% y un 0,57%, respectivamente.

En verde, Amadeus fue el más rentable, con una subida del 2,21%. Viscofán se colocó a continuación, con una subida del 0,99%. Después, dos de los grandes, Repsol e Iberdrola, que se anotaron un 0,80% y un 0,77%, respectivamente. En el Eurostoxx 50, junto a los bancos españoles, también sufrieron Société Générale y BNP Paribas.

Bonos, divisas, Wall Street y materias prima

Las declaraciones de Coeure, además de tumbar las cotizaciones de los bancos, provocaron una subida de los intereses de los bonos. El rendimiento de los alemanes a diez años pasó desde el 0,02% hasta el 0,04%. El interés de los españoles subió desde el 1,06% al 1,11% y el de los italianos, del 2,60% al 2,67%.

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones frente al billete verde. Al cierre de la sesión, retrocedía un 0,50%, hasta poner en peligro la cota de 1,12 unidades, como ha ocurrido un par de veces más en los dos últimos meses y sucedió también el pasado noviembre, para rondar, así, mínimos desde mediados de 2017.

En Estados Unidos, la agenda macro de la sesión fue mixta. Por un lado, el índice de precios de la vivienda se colocó por debajo de lo esperado; como también el índice manufacturero Richmond. Pero, por otro lado, las ventas de viviendas nuevas crecieron por sorpresa, cuando se esperaba un descenso.

El caso es que en Wall Street los principales índices se movían al alza, con ganancias de un 1% en el Nasdaq y de un 0,4% en el Dow Jones. Los indicadores se aproximaban a máximos históricos. Y ello por los resultados que se publicaron en EE.UU. y que fueron mejores de lo esperado. En particular, presentaron sus cifras Twitter, Coca-Cola y Hasbro y los tres superaron expectativas.

A los avances de la Bolsa de Nueva York también favorecía el precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 0,80%, hasta los 74,63 dólares, nuevos máximos de seis meses. Esa misma marca batía el barril de West Texas, que ganaba un 1,30%, hasta los 66,54 dólares. Mientras, el precio del oro retrocedía casi un 0,4%, hasta los 1.270 dólares la onza.

Claves de la sesión

-El Ibex-35 perdió un 0,57%, para dar un último cambio en los 9.527,20 puntos. Ha sido el peor indicador de Europa.

-Los peores valores del día fueron Ence, con un descenso de casi un 5%, mientras que IAG retrocedió un 3,63%.

-Amadeus fue el valor más rentable, con una revalorización del 2,21%.