El Ibex-35 recupera los 9.400 y se aleja de mínimos anuales

Sede de la Bolsa de Madrid. /Fernando Alvarado (Efe)
Sede de la Bolsa de Madrid. / Fernando Alvarado (Efe)

El BBVA encabezó los ascensos del selectivo español, con una revalorización del 1,63%

CRISTINA VALLEJO

Después de cuatro sesiones consecutivas de pérdidas, el Ibex-35 ha terminado rebotando en la de hoy. El índice ha sumado un 0,43% al cierre, para recuperar los 9.400 puntos y dar un último cambio en los 9.427,4 puntos. Escapa, de esa manera, de la zona de mínimos anuales en que ayer terminó la sesión. Aunque ha habido indicadores en el Viejo Continente con mejor resultado que el español. Por ejemplo, el PSI-20 de Lisboa, que se ha anotado un 1,29%, mientras que el Cac 40 francés ha ganado un 0,83%, el Ftse 100 británico, un 0,78%, y el Dax alemán, un 0,61%. En rojo, el Ftse Mib de Milán, que se ha hundido un 1,83%: en parte, porque ayer la Bolsa italiana cerró por festivo, el resto de Europa cayó con fuerza y tenía que recoger ese descenso, y en parte también porque Atlantia, propietaria del puente que se ha derrumbado en Génova, se ha hundido en Bolsa un 21,50%. 

Las ganancias también estaban presentes en Wall Street: el Dow Jones, al cierre de la sesión europea, se anotaba un 1,55% y las ganancias del S&P 500 y del Nasdaq se acercaban al punto porcentual. 

El avance generalizado que se observó a uno y a otro lado del Atlántico tuvo varios ingredientes. En primer lugar, los inversores se despertaron con la noticia de que China enviará un negociador a Estados Unidos a finales de agosto para reanudar las conversaciones comerciales. En particular, el viceministro de Comercio, Wang Shouwen, se reunirá con el subsecretario del Tesoro estadounidense encargado de asuntos internacionales, David Malpass. De esta manera, cobra fuerza la posibilidad de una solución negociada a la guerra comercial. También ayuda a que los inversores se ratifiquen en su interpretación de la beligerancia arancelaria de Trump: podría ser sólo una estrategia negociadora. Si la guerra comercial se resuelve con un acuerdo entre sus principales contendientes, China y Estados Unidos, hay menos que temer sobre consecuencias negativas en la economía, y ello es también tranquilizador. 

En segundo lugar, también fue importante para los mercados que la lira turca continuara, por tercera sesión consecutiva, recuperando posiciones. En la sesión de hoy ha avanzado un 3,5% frente al billete verde. En los últimos tres días ha subido un 20%. Pero en el mes de agosto aún baja un 15% y en lo que llevamos de año, un 34%. Las medidas adoptadas por el Gobierno turco y el apoyo prestado por Qatar por valor de 15.000 millones parecen ejercer de soporte para los activos del país. Y dan algo más de tranquilidad a los del resto del mundo, aunque en las sesiones de ayer y anteayer la subida de la lira no sirviera de demasiada ayuda: continuaban las incertidumbres y es posible que éstas no hayan desaparecido del todo. 

Del contagio de la recuperación de la lira turca sólo escapan tres monedas del mundo emergente: la rupia india, el won surcoreano y la rupia indonesia, aunque sus descensos son mínimos. 

Y si continuamos con las divisas, a tranquilizar a los emergentes también ha contribuido el dólar. Al cierre de la sesión, el euro repuntaba un 0,43% frente al billete verde, para situarse el tipo de cambio otra vez cerca de 1,14 unidades. El US Dollar Index, que mide la evolución del dólar frente a la cesta de principales monedas, retrocedía alrededor de un 0,25%. Ligera corrección, pues, al último fortalecimiento del dólar.

A estos impulsos para los activos de riesgo se ha sumado otro: la subida con que ha arrancado Wall Street y los buenos resultados de Walmart, que ha registrado su mayor crecimiento de ventas de más de una década. 

El BBVA reacciona

En el Ibex-35, de la distensión de la crisis turca ha salido ganando el BBVA, que ha sumado un 1,63%, convirtiéndose en el mejor valor del selectivo. A continuación se ha situado Amadeus, que se ha anotado un 1,46%. Después se han colocado CaixaBank e IAG, que han ganado alrededor de un 1,30%. Mediaset, ArcelorMittal, Cie Automotive y Meliá han avanzado poco más de un 1%. 

En rojo, el peor, ACS, que se ha dejado un 1,97%, por la debacle sufrida por su socio Atlantia, propietario del puente que se derrumbó en Génova. Después se situaron Siemens Gamesa y Ferrovial, con descensos de un 1,51% y de un 1,20%, respectivamente.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Berkeley fue el peor valor, con un recorte del 32,16%. Se trata de su cuarta sesión consecutiva de fuertes descensos que le ha llevado a pasar de los 2,52 hasta los 0,658 euros por acción. En verde, el mejor ha sido Natra, que ha ganado un 5,87%. 

En el Eurostoxx 50, el valor que más cayó fue Bayer, con un descenso del 4,63%. El mejor, SAP; con un avance del 2,78%. 

Los bonos

La reducción de la tensión en el mercado también se observaba en el mercado de bonos. El interés del título americano a diez años avanzaba levemente, desde el 2,86% hasta el 2,88%, mientras que el de su comparable alemán pasaba del 0,30% al 0,31%. Los inversores están deshaciendo posiciones en la deuda más segura, señal de que consideran que quizás ya no la necesitan (o la necesitan menos).

Mientras tanto, entraba algo de dinero en el bono italiano, el más perjudicado de Europa por las últimas turbulencias. Así, su rendimiento retrocedía desde el 3,15% hasta el 3,11%. 

El petróleo rebotó después de tres días seguidos a la baja. El barril de Brent, de referencia en Europa, subía un 0,42% al cierre de la sesión del Viejo Continente y se situaba en los 71,06 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 0,32%, hasta los 65,22 dólares. 

Y otra materia prima que también repuntó fue el oro: al cierre avanzaba un 0,38%, hasta los 1.179 dólares. 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos