Wall Street acaba con el rebote del Ibex-35

Bolsa de Madrid./EFE
Bolsa de Madrid. / EFE

El selectivo español cierra la sesión en nuevos mínimos

CRISTINA VALLEJO

Jornada de ida y vuelta en el Ibex-35. El selectivo español arrancaba la sesión dudando entre los números rojos y los verdes, pero pronto se decidía por las subidas. Tocó máximos del día minutos antes de las tres de la tarde en los 8.800 puntos. A partir de ahí comenzaba a perder fuerza, para dar un último cambio en los 8.677,4 puntos, lo que supone un descenso del 0,56%. El selectivo español, por tanto, se despide de los 8.700 puntos y marca un nuevo mínimo anual.

Que el indicador doméstico se desinflara en la recta final de la sesión tuvo que ver con lo que sucedía al otro lado del Atlántico. Los índices americanos querían arrancar en positivo su jornada, pero duraron minutos en números verdes. Pronto entraban en pérdidas. Así, al cierre de la sesión europea, el Dow Jones se dejaba un 0,85%, mientras que el S&P 500 bajaba un 0,7% y el Nasdaq, alrededor de un 1,5%.

Las caídas que sufrían los índices de la Bolsa de Nueva York se debían a la sensación que está calando en el mercado de que los beneficios empresariales americanos han tocado techo, en definitiva, que la primera economía americana está llegando al final de su ciclo alcista. En los últimos días se están publicando resultados decepcionantes que están teniendo mucho impacto en el mercado, mayor que el de las cifras de las compañías que baten expectativas. Así, en la sesión de hoy, los números de ATT& y los de Texas Instruments se colocaron por debajo de lo esperado, mientras que los de Boeing superaron previsiones. Y los que más cotizan son los primeros. También, los temores al impacto de los aranceles aduaneros crecientes.

Estas malas noticias empresariales americanas se sumaban a las que se conocían en Europa: Fiat cayó con fuerza por la preocupación existente sobre la venta de su división de autopartes; Deutsche Bank rebajó sus previsiones de beneficio y marcó mínimos históricos en Bolsa; STMicroelectronics presentó unas perspectivas decepcionantes; y Volkswagen cayó después de que uno de sus ejecutivos advirtiera de que las tensiones comerciales están pesando en el mercado chino.

Datos macro irregulares

Si de los resultados empresariales se derivan sensaciones preocupantes, lo mismo sucede con los datos macroeconómicos. Así, en el Viejo Continente se publicaban por la mañana los índices de gestores de compras del sector industrial y del manufacturero y ambos se colocaban por debajo de lo previsto. «Nos gustaría ser alcistas en Europa y creemos que llegará el momento de serlo, pero mientras los indicadores adelantados se desaceleran y la 'saga' del presupuesto italiano continúa, lo encuentro bastante difícil», afirma Luca Paolini, de Pictet AM, que añade: «Europa está barata, pero no lo suficientemente barata como para comprar».

En Estados Unidos las referencias económicas fueron mixtas. Por un lado, si bien los índices de gestores de compras superaron previsiones, no ocurrió lo mismo con las cifras del sector inmobiliario, que se situaron por debajo de lo esperado. La interpretación de esto último es que los hogares cuentan con menor renta disponible como consecuencia de la subida de los tipos de interés.

Kate Warne, de Edward D. Jones & Co., afirmaba en declaraciones a Bloomberg que parece que los mercados ahora están muy sensibles a todo lo que puede ir mal. De acuerdo con Chris Zaccarelli, de Independent Advisor Alliance, la reacción que los inversores están teniendo ante los resultados es exagerada. En todo caso, el sentimiento del mercado está muy frágil.

En el resto de las Bolsas europeas también dominaron los números rojos. El peor de todos los índices fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 1,69%. El Dax alemán perdió un 0,73%. Mientras, el Cac 40 francés bajó un 0,29%. El PSI-20 de Lisboa terminó prácticamente plano. El mejor fue el Ftse 100 británico, que se anotó un 0,11%.

No a todos los refugios

Las caídas en los mercados de acciones llevaron a que se produjeran entradas de dinero en los refugios tradicionales, aunque no en todo.

Sí hubo flujos hacia el mercado de deuda. En primer lugar, a los bonos más seguros. La rentabilidad de los títulos americanos a diez años cayó desde el 3,16% hasta el 3,12%. El interés de sus comparables alemanes retrocedió desde el 0,40% hasta el 0,38%.

A la baja se movían también los intereses de los títulos de la periferia europea, a excepción de los de los italianos: su rendimiento pasó del 3,58% hasta el 3,60%.

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria se dejó casi un 0,7% frente al dólar, hasta situarse por debajo de la cota de 1,14 unidades, su nivel más bajo desde mediados del mes de agosto.

Pero el oro no subió, sino que bajó: el precio de la onza retrocedía un 0,15% al cierre de la sesión europea, hasta colocarse levemente por debajo de los 1.230 dólares que había conquistado en la jornada anterior.

En el selectivo español, Siemens Gamesa encabezó los ascensos, con una revalorización del 1,93%. Después se colocó Colonial, que se apuntó un 1,84%. Merlín Properties, Ferrovial y Acciona se situaron después con pérdidas también de más de un punto porcentual.

Entre los grandes valores, avances también para Inditex, que se apuntó un 0,78%, mientras que Iberdrola se anotó un 0,22%.

En rojo, ArcelorMittal y Dia fueron los peores, con pérdidas de un 5,79% y de un 5,65%, respectivamente. Después se colocó el Sabadell, que perdió un 3,30%. A continuación, Cie Automotive, CaixaBank y BBVA, que retrocedieron más de un punto porcentual.

Entre los 'blue chips', pérdidas además para Repsol y el Santander, que bajaron un 1,48% y un 1,41%, respectivamente, mientras que Telefónica bajó un 0,29%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, los avances más importantes fueron para OHL y Biosearch, que se apuntaron un 18,69% y un 17,53%, respectivamente. Quabit se situó en tercer lugar, con un avance del 10,23%.

En rojo, Codere fue el peor, con un descenso cercano al 7%.

Claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 0,56%, para dar un último cambio en los 8.677,40 puntos.

-Siemens Gamesa encabezó las ganancias, con una revalorización del 1,93%. En rojo, ArcelorMittal y Dia fueron los peores, con pérdidas de más de un 5%.

-El euro cerró la sesión cambiándose por menos de 1,14 unidades, mínimos desde mediados de agosto, tras malos datos económicos en la UE y por la presión italiana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos