El Puerto de Santander estrena una nueva superficie con capacidad para 3.000 vehículos importados

El Puerto de Santander estrena una nueva superficie con capacidad para 3.000 vehículos importados
DM

Martín destaca que con esta zona el puerto dispone de «un pequeño pulmón» que le permitirá llegar hasta el momento en el que La Pasiega sea una realidad

DM .
DM .Santander

El Puerto de Santander ha inaugurado hoy una Zona de Actividades Logísticas (ZAL) que, con una superficie de 52.258 metros cuadrados, podrá albergar hasta 3.000 vehículos de importación, con una estancia media de más de 30.000 unidades al año.

Con esta obra se incrementa la superficie dedicada a la importación de automóviles en más de un 17 por ciento, lo que va a permitir continuar el crecimiento portuario en este sector y proporcionar un servicio de mejor calidad a los clientes.

El acto inaugural ha contado con la presencia del consejero de Industria, Francisco Martín, del presidente de la Autoridad Portuaria, Jaime González, y la directora del Puerto, Cristina López, quienes ha recordado que en 2016 se importaron por el Puerto de Santander 166.236 unidades, unas cifras que se incrementaron un 14% al año siguiente. En 2018, en el periodo enero-agosto, alcanzan ya los 132.474 vehículos, lo que ha supuesto un 9,4 por ciento más que en el mismo periodo del pasado año.

El consejero ha señalado que, con esta superficie y la pavimentada en 2016 de 27.100 metros cuadrados, «el puerto dispone de un pequeño pulmón que le permitirá llegar hasta el momento en el que La Pasiega sea una realidad».

Martín ha recordado que el puerto está «saturado» ante la ocupación de sus muelles y áreas disponibles y esta utilización «caía por su propio peso» al desahogar espacios que en estos momentos se necesitan y que de alguna manera «taponan» los metros cuadrados que se están otorgando al desarrollo de las distintas fases de Santander Coated Solutions.

La pavimentación de las parcelas B y E de la Zona de Actividades Logísticas del Puerto de Santander es una obra que ha supuesto una inversión de más de 1,7 millones de euros.

Además de la pavimentación de firme flexible con zahorra, riego de imprimación y capa de rodadura, tanto en las parcelas como en los viales, y la red de drenaje, la actuación añade iluminación con cinco torres de 30 metros de altura con 10 proyectores y otra perimetral con farolas de 10 metros de altura con lámparas LED. También contempla cierres, puertas y báculos y una red para cámaras de video-vigilancia.

Jaime González, ha explicado que esta nueva superficie complementa los criterios de «máximo aprovechamiento de los recursos» que tiene el Puerto y se une a las acciones que se realizan en la anexión de terreno adicional para la terminal del margen norte, al otro lado del puente.

González ha añadido que el Puerto de Santander tiene un techo de capacidad que hay que romper a través de un crecimiento que, «sin rellenos en la bahía, suponga atracción y establecimiento de empresas privadas que están buscando ubicación». Y ha defendido el proyecto de La Pasiega, una zona con generosidad en la extensión de terreno, proximidad al puerto «y algo fundamental como que el ferrocarril sea un servicio accesible desde esa parcela»

 

Fotos

Vídeos