GSW recurre la sentencia que declaró nulo el despido de un sindicalista de USO

GSW recurre la sentencia que declaró nulo el despido de un sindicalista de USO
Sane

La empresa, que «ha apurado los plazos hasta el último día», no comparte la sentencia que le obliga a readmitir a Ismael Anievas

DM .
DM .Santander

La dirección de Global Steel Wire (GSW) ha recurrido ante el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que declaró nulo el despido del sindicalista de USO Ismael Anievas y condenó a la empresa a una indemnización de 9.000 euros por vulneración de derechos fundamentales.

El sindicato USO explica que la empresa «ha apurado» los plazos legales y ha presentado «el último día» el anuncio de recurso ante el alto tribunal. Fuentes de la empresa han confirmado a Europa Press que se ha anunciado recurso de casación ante el Supremo porque la factoría «no comparte» la decisión del TSJC.

Para FI-USO, la dirección de GSW «está llevando a cabo una estrategia de dilatar los tiempos con el fin de evitar asumir responsabilidades ante los graves hechos ocurridos y que han sido ratificados por los tribunales cántabros». Además, el sindicato insta a la directora de Relaciones Humanas, Rosa Castrillo, exdirectora general de Trabajo del Gobierno de Cantabria, a «admitir su responsabilidad y dejar de esconderse detrás de los tiempos jurídicos».

USO anuncia, asimismo, que acudirá ante Inspección de Trabajo y Dirección General de Trabajo para solicitar la apertura de sendos expedientes sancionadores por «ataque» a la libertad sindical. El sindicato recuerda que el despido del trabajador se produjo horas después de que éste realizara actividades sindicales en la empresa en mayo de 2017 junto al delegado sindical de USO en la planta santanderina, David Gutiérrez, que también fue despedido.

Los hechos fueron recurridos judicialmente por USO. La primera vista se celebró ante el Juzgado número 5 de Santander, que declaró nulo el despido de Anievas con una «dura sentencia», dice el sindicato, y condenó a la empresa por ataques a la libertad sindical.

El trabajador regresó a su puesto y la empresa recurrió ante el TSJC, que ratificó «todos y cada uno» de los puntos en que se fundamentaba la sentencia de primera instancia, y volvió a considerar nulo el despido y confirmó la sanción impuesta de 9.000 euros. La vista en primera instancia de David Gutiérrez se celebrará en próximo 28 de marzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos