Los trabajadores de Chassis Brakes piden la vuelta al diálogo con la empresa

Concentración de trabajadores en la entrada de la factoría ubicada en San Felices de Buelna./Nacho Cavia
Concentración de trabajadores en la entrada de la factoría ubicada en San Felices de Buelna. / Nacho Cavia

Ayer se concentraron junto a la factoría y lo volverán a hacer el próximo viernes mientras avisan de nuevas protestas

Nacho Cavia
NACHO CAVIASan Felices de Buelna

Los trabajadores de Chassis Brakes se han concentrado ayer a la puerta de la factoría de San Felices de Buelna para reclamar la vuelta al diálogo social con una dirección que consideran que en los últimos dos años ha dejado al margen a la representación sindical. También han criticado el despido de una trabajadora enmarcado en un clima de relaciones laborales de «claro deterioro». A lo largo de tres horas han sido más de un centenar los trabajadores que se han ido concentrando frente a la factoría. Entre ellos el comité de empresa y representantes sindicales como Daniel San Miguel, secretario general del Metal en CC OO, Luis Diez Sañudo, secretario general de Industria de UGT, o Justino Sánchez, secretario general de USO en la comarca, sindicato al que pertenece la trabajadora despedida.

El inicio de las movilizaciones ha coincidido con el anuncio de la marcha del hasta ahora director de la planta, Antonio Monteiro, que va a ocupar un nuevo cargo en el grupo del sector de la automoción. De momento, no parece que se vaya a nombrar a otra persona para que le sustituya en el cargo.

El presidente del comité, Roberto Ruiz, hizo oficial la postura del resto de miembros (seis CC OO, cinco UGT y dos USO), adelantando que el próximo viernes volverán a concentrarse y que el sábado 26 se celebrará una asamblea para determinar las siguientes movilizaciones, entre las que no se descartan paros en el mes de febrero.

Críticas a la dirección

Roberto Ruiz comenzó advirtiendo de que «tras dos años de claro deterioro en las relaciones laborales consideramos que ha llegado el momento de decir basta». Un «cambio de actitud en la dirección», dijo, que ha desembocado en «falta de respeto e incumplimiento de los acuerdos alcanzados», además de la «anulación del diálogo social». Tildó de «injusto» el despido de la delegada de prevención, una trabajadora a la que se hace responsable de los malos resultados de una auditoría que «lo que revela es la mala gestión de la dirección de la empresa en ese servicio por no facilitar los recursos humanos necesarios» Un hecho que, dijo, queda demostrado por la contratación ya anunciada de dos personas para cubrir el puesto de la despedida. Añadió el sindicalista que «si consentimos esta decisión tan injusta nos tenemos que preguntar quién será el próximo».

El comité rechaza el «claro deterioro» de las relaciones y el despido de una compañera

El secretario del Comité, Roberto Ríos, apuntó que hasta hace dos años se venían manteniendo reuniones con carácter mensual, además de otros encuentros de contenido específico, como el de la productividad, pero desde hace más de tres meses no se celebra siquiera una sesión plenaria ordinaria. Achacó al relevo en la dirección del departamento de Recursos Humanos, hace ahora dos años, de los cambios que ahora critican, un «deterioro en las relaciones laborales y la falta de diálogo».

 

Fotos

Vídeos