La CEOE acusa a los sindicatos de ser «incoherentes» en su propuesta salarial

El presidente de la CEOE, Joan Rosell./Efe
El presidente de la CEOE, Joan Rosell. / Efe

Rosell defiende una subida de los sueldos de hasta el 2% y está dispuesto a «mejorar» los salarios más bajos

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Y menos de un año después, vuelven a repetirse las mismas escenas. Si ayer fueron los sindicatos quienes recriminaron a los empresarios la «comodidad» que tienen y la cerrazón para llegar a rubricar un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociaicón Colectiva (AENC), hoy ha sido la CEOE quien ha respondido con duras palabras tachándoles de «incoherentes» e «inmovilistas». Estamos, por tanto, ante el mismo escenario del año pasado, cuando después de meses de negociaciones no se llegó a un pacto salarial.

«Los sindicatos demuestran una parálisis preocupante», aseguró el presidente de la patronal, Joan Rosell, durante su discurso de clausura en la Asamblea General de la CEOE. El empresario mostró su desconcierto por que UGT y CC OO no aceptan la propuesta que les realizan los empresarios, que ofrecen una subida de los salarios de hasta un 2% fijo y un punto adicional ligado a factores como la productividad, el absentismo, el ebitda de las empresas, etc. Además, la patronal está dispuesta a ir más allá y «mejorar» los sueldos más bajos, de forma que el incremento fijo para los trabajadores peor remunerados sea superior a ese 2%. «No queremos salarios bajos y estamos dispuestos a contribuir especialmente en los salarios más bajos», apuntó Rosell, que aseguró que no se trata ya de una «cuestión de decencia sino de inteligencia».

Sin embargo, los sindicatos exigen que se pacte un sueldo mínimo por convenio de 1.000 euros al mes, aunque fuentes sindicales admiten que podrían aceptar que se haga de forma gradual, tal y como se ha hecho con el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que se elevará en 2020 hasta los 850 euros al mes, una medida que hoy Rosell reinvindicó como propia. «Nosotros hemos sido los promotores importantes del incremento del SMI y costó mucho que los sindicatos aceptaran», desveló el directivo, quien hizo además hincapié en que subir los salarios más bajos no repercute en la creación de empleo, como así lo han confirmado estudios de la Comunidad Europea y el Banco de España.

Pese a todo, el presidente de la CEOE se mostró «absolutamente convencido» de que este año sí habrá acuerdo salarial porque «aguas abajo lo piden» y, por tanto, «sería una barbaridad que aguas arriba no supiéramos leer lo que piden». Y es que, a su juicio, la propuesta de los empresarios es «cien por cien coherente», y no así la de los sindicatos. «No entiendo cómo los sindicatos aguas abajo firman unas cosas y aguas arriba no se enteran de lo que están firmando», ironizó Rosell, que dijo no entender cómo UGT y CC OO piden una subida mínima del 3,1% y después firman un alza del 1,8% y del 1,9% en sus respectivos convenios colectivos.

 

Fotos

Vídeos