Un trabajador joven cobra en Cantabria menos de la mitad del salario medio

Un trabajador joven en una empresa de Cantabria./Alberto Aja
Un trabajador joven en una empresa de Cantabria. / Alberto Aja

Un informe del sindicato UGT señala que la remuneración anual neta de un asalariado cántabro de menos de 30 años era el año pasado de 10.564 euros, la más baja de la última década

DM .
DM .Santander

Un trabajador cántabro de menos de 30 años percibía el año pasado un 45,6% menos del salario neto medio en la región, lo que representa 8.851 euros menos al año y un incremento de casi 14 puntos frente a la brecha salarial en la misma edad que se registraba hace 10 años, según un informe de UGT. Este sindicato señala que, en 2008, los ingresos de los trabajadores de menos de 30 años en Cantabria se situaban un 31,6% por debajo del salario medio de la región, con una pérdida de 5.672 euros netos anuales.

Así, el informe indica que, según los últimos datos del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud, correspondientes al primer semestre de 2017, la remuneración anual neta de un asalariado cántabro de menos de 30 años era el año pasado de 10.564 euros, la más baja de la última década, cuando hasta 2015 nunca había bajado de los 11.000 euros al año.

Ver más

Además, según este estudio elaborado por la Organización Juvenil de UGT en Cantabria (OJUCA) con motivo de la celebración del 12 de agosto, Día Internacional de la Juventud, desde 2008, el salario medio neto de un joven de menos de 30 años ha disminuido en Cantabria casi un 14% (de 12.261 a 10.564 euros).

Esto ocurre mientras que la cuantía del salario medio en la región ha repuntado en el mismo período algo más de un 8% (de 17.933 a 19.415 euros), según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del Instituto Nacional de Estadística, precisa el sindicato.

En España, compara este sindicato, la brecha salarial de edad entre los menores de 30 años es ligeramente superior a la cántabra (-47,1%); un 62,5% en el caso de los menores de 25 años, un 40,2% en los asalariados de entre 25 y 29 años y un 25,8% entre los que tenían una edad de entre 30 y 34 años.

Según precisa el responsable regional de Empleo de la Organización Juvenil de UGT, Iván Gómez, «en un contexto general de crisis, las estadísticas confirman que, una vez más, determinados colectivos laborales son siempre los más desfavorecidos y entre ellos los jóvenes lo han sido mucho más porque, de hecho, si se compara con 2008 todos los activos y todo el empleo perdido en Cantabria es de menos de 35 años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos