Elecciones 22-M | Santander

Reflexión y fiesta en La Porticada

Rosa M. Ruiz
Un millar de personas acude en Santander a la cita de los 'indignados' con los políticos | Con música, juegos, talleres de percusión, cuentacuentos y poetas improvisados, la plaza fue ayer el centro «de la fiesta de la democracia»
Un millar de 'indignados' quiso acercarse a reflexionar a la santanderina Plaza Porticada, epicentro del Movimiento 15-M en Cantabria. / Daniel Pedriza
Vídeo

«Esto sí que es la fiesta de la democracia». Uno de los portavoces de la acampada de La Porticada reconocía ayer que «los políticos deberían de tomar buena nota de lo que quieren los ciudadanos». A su alrededor, un millar de personas disfrutaba con la actuación de un cantautor. Atrás quedaba la incertidumbre que vivieron el pasado viernes tras la prohibición de las concentraciones por parte de la Junta Electoral Central. «Hubo un momento que esto parecía un funeral, pero hoy es otra cosa. Es una fiesta».

Quince horas antes de la apertura de los colegios electorales, los 'indignados' con los políticos de Cantabria disfrutaron ayer de un festival en el que no faltaron cantautores, cuentacuentos, poetas improvisados y músicos no profesionales que de forma voluntaria quisieron participar en esta jornada.

Una nueva y gran pancarta invitaba a los santanderinos a sentarse a reflexionar con ellos y, como en días anteriores, fueron decenas los que lo hicieron.

El micrófono volvió a ser el arma de este colectivo de personas anónimas que lleva desde el pasado lunes reclamando «una verdadera democracia» aunque, ayer, evitaron las referencias políticas.

Pero la jornada de reflexión comenzó en La Porticada a las 00.00 horas del viernes con un minuto de silencio que dio paso a una noche muy intensa en la acampada. Las 700 personas que permanecían en este enclave, la mayoría había participado en la concentración de las 20.00 horas, quiso dejar claro con su presencia que apoyan la protesta, que no están de acuerdo con la prohibición de la Junta Electoral y, sobre todo, que están «soliviantados».

Uno de los portavoces pidió un minuto de silencio por la democracia. Mientras, en los alrededores de la plaza varios furgones de la Policía Nacional velaban porque no hubiera altercados.

Tras este minuto de silencio los participantes en la concentración nocturna decidieron unirse en grupos de unas 40 personas y sentarse en el suelo para debatir sobre las cuestiones públicas que más le molestan y que se puede hacer para cambiarlas. Muchos de los miembros de estos grupos ni siquiera se conocían entre ellos. Entre las cosas que no les gustan están las ayudas públicas a la banca, los 'privilegios' de la clase política, la especulación, la falta de una 'separación real' de poderes y la manipulación de los medios de comunicación. Frente a ello abogaron por una banca social, la garantía de viviendas sociales para todos, y la reforma de la Ley Electoral para que se admitan las listas abiertas.

Los convocantes de la protesta recordaron que la concentración no era ningún botellón. De hecho, ninguno de los participantes portaba bebidas alcohólicas, aunque sí se repartió pizza y algún pincho que habían llevados simpatizantes con la protesta. La colaboración ciudadana durante estos días de acampada ha sido reseñable, según comentan. Muchas personas les han llevado comida, refrescos, pinturas, bolígrafos y les han hecho fotocopias. También les han bajado mantas y esterillas para el saco de dormir y hasta escobas y recogedores.

Entre los asistentes, a las 00.00 horas, había ciudadanos de todas las edades y condición social incluso se acercaron unos minutos concejales del Ayuntamiento de Santander como María José González y Eduardo Arasti (PP), el portavoz socialista José Emilio Gómez y miembros de la coalición electoral Izquierda Social y Ecologista

Sobre las tres de la madrugada casi 300 ciudadanos seguían en la plaza. Muchos ya descansaban en su saco, varios se ocupaban de barrer la plaza y adecentarla. Otros tocaban la guitarra. Finalmente cien se quedaron a dormir.

Hoy seguirán en la plaza

Los organizadores de esta acampada, los diez chicos que el pasado domingo tras una manifestación convocada por 'Democracia Real Ya' decidieron de forma espontánea quedarse en La Porticada para expresar su deseo de cambio y solidarizarse con los jóvenes que acamparon en la Puerto del Sol, están abrumados con el apoyo recibido estos días.

El lunes congregaron ya un centenar de personas como ellos, el viernes ya eran más de 1.500 los que ocuparon La Porticada y, en la tarde de ayer, en la concentración había un millar de 'indignados'. Han recogido más de 3.000 firmas de apoyo. La jornada electoral de hoy la pasarán en la plaza, en un ambiente que también será festivo. «Queremos quedarnos aquí, por lo menos hasta el 12 de junio, que celebraremos una manifestación. Para nosotros es muy importante mantener este apoyo hasta entonces», aseguró uno de los jóvenes.

Opina

* campos obligatorios


Listado de Comentarios

BLOGS

SI YO FUERA ALCALDE DE...

Elecciones municipales y autonómicas 2011
¿Quién se presenta en Cantabria?
Vocento
rss
Elecciones 2007