Periodismo y amistad

Alberto Ibáñez, Manuel Ángel Castañeda, Jesús Martínez Teja, Miguel Ángel Serna, Leticia Díaz, Dolores Gallardo, César Díaz, Isabel Gómez Barreda, Leandro Mateo y Marián González./
Alberto Ibáñez, Manuel Ángel Castañeda, Jesús Martínez Teja, Miguel Ángel Serna, Leticia Díaz, Dolores Gallardo, César Díaz, Isabel Gómez Barreda, Leandro Mateo y Marián González.

La Asociación de la Prensa de Cantabria celebró su patrono con una cena en el Hotel Bahía

JAVIER RODRÍGUEZsantander

Para celebrar la festividad de su patrono, San Francisco de Sales, los integrantes de la Asociación de la Prensa de Cantabria se reunieron en el Hotel Bahía, de Santander, en una cena de confraternización que contó con la presencia de numerosos profesionales de la comunicación y más sectores, junto a destacadas autoridades locales y regionales.

Al evento asistieron, entre otros, Miguel Ángel Serna, consejero de Educación, Cultura y Deporte; Leticia Díaz, consejera de Presidencia y Justicia; César Díaz, concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Santander; Isabel Gómez Barreda, directora general de Igualdad, Mujer y Juventud del Gobierno de Cantabria; Manuel Ángel Castañeda, presidente del Ateneo de Santander; José Luis de la Fuente Patiño, director de El Corte Inglés; Sara Márquez, actriz, y Juan Ignacio Goitia, pintor.

En su intervención, Dolores Gallardo, presidenta de la Asociación de la Prensa de Cantabria, dijo a modo de balance de 2014, año histórico para la misma: «Hemos estado comunicando e insistiendo a la sociedad cántabra en la importancia de la labor esencial de los periodistas en una sociedad democrática como la nuestra, labor profesional que aun es más necesaria allí donde no existe libertad y donde muchos de nuestros compañeros se juegan y también se dejan la vida. Como es natural, es obligado en un día como hoy citar a los miembros de la revista francesa Charlie Hebdo, que han pagado con su vida la defensa de la libertad de expresión, verdadera materia prima de nuestra labor diaria y garantía de que estamos en un espacio de libertades, aunque no coincidas con la opinión del vecino a quien, aun así, respetas». Y añadió: «Pero creo que es el día apropiado para que controlemos nuestro ego de periodistas, que en ocasiones nos supera a la propia persona, y nos fijemos más en el servicio que ofrecemos como colectivo. Nuestra conocida alergia al asociacionismo, en una mala entendida independencia, nos deja desprotegidos cuando se producen ataques al colectivo o a profesionales individuales».

El evento constituyó un éxito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos