Un creador genial

Avelino Sánchez, Eduardo Pascual, Manuel González, Juan Manuel Puente, Antonio López, Julián Pérez, Faustino Cuevas, Nacho Zubelzu, Ramón García y Juan Ignacio Goitia./
Avelino Sánchez, Eduardo Pascual, Manuel González, Juan Manuel Puente, Antonio López, Julián Pérez, Faustino Cuevas, Nacho Zubelzu, Ramón García y Juan Ignacio Goitia.

Los aficionados al arte disfrutan con las obras de Antonio López en la Sala Robayera de Miengo

JAVIER RODRÍGUEZmiengo

La exposición en la Sala Robayera, de Miengo, del prestigioso artista español Antonio López constituye un sinónimo de éxito. Desde su inauguración enganchó al público. Y es que la obra de este genial creador fascina. Da lo mismo que se trate de un dibujo, que una pintura o una escultura: cada pieza activa al máximo la sensibilidad de quien la contempla. Lo consigue mediante técnica, atmósfera, forma y fondo humanista. Por ser, en suma, puro arte. Antonio estuvo arropado en el acto de inauguración por personalidades de la vida pública e institucional y diversos artistas de nuestra comunidad autónoma. Entre ellos, Juan Ignacio Goitia, Francisco Díaz, Faustino Cuevas, Nacho Zubelzu y Eduardo Pascual.

Se volcaban en elogios hacia el creador los fieles seguidores de su trabajo. Carmina, madrileña que veranea en la capital de Cantabria y que, enterada de la cita, no se la quiso perder «bajo ningún pretexto», declaraba a El Diario Montañés que «ver cualquiera de los cuadros o esculturas de Antonio López es un auténtico placer para los sentidos». «No sabemos lo que significa tener aquí a un artista tan extraordinario, un fuera de serie que en su día será recordado con la misma admiración que Velázquez, Goya o Sorolla. Verle en este lugar tan entrañable y rodeado de tanto cariño, reconforta. Me alegro muchísimo por él. Se lo merece», aseguraba a este periódico esta amante del arte, en el transcurso del acto de inauguración de la muestra.

Carlos, que se había desplazado a Miengo desde Santander, estaba «esperando la oportunidad para saludar y felicitar al artista por el conjunto de su obra, que me parece impresionante». «No hay palabras para definir, por ejemplo, su famoso cuadro de la Gran Vía de Madrid, que tan bien conozco. ¿Qué puedes decir ante tal acumulación de belleza? No te salen los calificativos exáctos: es más bonito que la realidad. Es una pasada, vamos», aseguraba Carlos.

De la misma opinión era Ana, astillerense, que añadía: «Además, tengo la impresión de que estamos ante una persona sencilla y sensata. Cada vez que leo sus respuestas en entrevistas me confirma que es uno de los grandes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos