«Envié unas fotos por internet y me hicieron una entrevista por teléfono. Así me eligieron Míster Cantabria»

Rubén Salas espera mucho de su participación en el Míster España./Roberto Ruiz
Rubén Salas espera mucho de su participación en el Míster España. / Roberto Ruiz

Rubén Salas, de 25 años y vecino de Rinconeda, representará a la región en el certamen de belleza de Míster España, del 29 de abril al 6 de mayo en Tenerife

Susana Echevarría
SUSANA ECHEVARRÍASantander

Llega a la entrevista con una cazadora negra, que se quita y posa con mucho cuidado en el respaldo de la silla. Va impecable: pelo bien colocado, barba medida, ropa limpia y oliendo bien. Saluda, mira alrededor y sonríe, achinando unos ojos azules que destacan en una cara morena de solarium. Él está convencido que sus ojos son lo mejor que tiene y por supuesto es una de las armas con las que Rubén Salas, actual Míster Internacional Cantabria, espera ganar el concurso de belleza Míster Internacional España, que se celebrará desde el 29 de abril al 6 de mayo en Tenerife. Allí tendrá que competir ante 51 rivales de todo el país en busca de un título «que me abra las puertas al mundo de la moda, al de la pasarela, al de la fotografía... vamos, a dejarme ver», dice.

Rubén tiene 25 años -está en el límite, porque el concurso exige ser menor de 26 años- vive Rinconeda (Polanco), con sus padres -«ella es ama de casa y mi padre trabaja en la seguridad de Solvay»- y tiene una hermana cinco años mayor que él. Estudió en el IES Besaya de Torrelavega hasta 4º de la ESO y después optó por la Formación Profesional. «Hice dos módulos, uno de mantenimiento electrónico en fábricas y otro de programación informática». Nunca ejerció con ellos. Quería ganar dinero y se puso a trabajar en una empresa en la que se manufacturan componentes para el automóvil, pero estar en una cadena de producción no le convencía nada, así que lo dejó. A Rubén le llegó hace meses su tercera crisis existencial y le dio por preparar las oposiciones para Policía Nacional (se quiere presentar este año), por inglés y por presentarse a un concurso nacional de belleza.

-¿Cómo se le ocurrió presentarse a un concurso de belleza?

-Porque a mí esto me va. Todo lo que sean fotos, moda, pasarela y estas cosas me gustan mucho desde pequeño. Yo veía una cámara y enseguida me ponía delante para que me hiciesen una foto. Y espero hacer algo de eso en un futuro.

-Pero también está preparando oposiciones para llegar a ser Policía Nacional. ¿Cómo piensa compaginar ambas cosas?

-Lo de ser modelo o trabajar en el mundo de la moda o la fotografía es algo que puede pasar o no, pero desde luego, lo que quiero ser es Policía. Me gusta proteger y el orden.

-¿Y cómo y dónde fue su elección como míster Cantabria?

-Pues yo envié unas fotos por internet al concurso y después me hicieron una entrevista por teléfono y así me eligieron. Les debí parecer guapo y majo, no sé. El caso es que voy a representar a Cantabria en el concurso nacional y espero hacerlo bien.

-A ver, ¿me dice que no ha habido un concurso como se hacía antes en el que muchos chavalotes guapos de todos los sitios de la región desfilaban y luego un jurado elegía al más guapo?

-Yo no sé como era antes, pero ahora es así. Todo por internet. Y cuando te eligen pues estás obligado a hacerte perfiles en redes sociales y a colgar fotos, a hablar de tus dietas, de lo que haces en el gimnasio, de tus trucos de belleza...

-¿Cómo lleva lo de exponerse tanto al mundo?

- Bien, porque a mí me gusta hacerme fotos y además no me importa hablar de mis cosas y que lo lean todos los que me siguen. No hago nada malo.

-¿Tiene algún referente en esto del mundo de la moda en el que se haya fijado?

-Sí, me encanta Jon Kortajarena. Además, le conocí cuando estaba rodando en Cantabria la serie de La Verdad, en la que yo estaba de extra, y estuve hablando con él e incluso me dio consejos para seguir en esto si de verdad quería ser modelo.

- ¿Cuáles fueron esos consejos?

-Pues que fuese siempre yo mismo, y que no cambiase por mucho que cambiase lo que me rodeaba.

-Más que un consejo parece una de esas frases que ponen en un reportaje de autoayuda en una revista de moda.

-Bueno, también me dijo que siendo tan guapo como soy y con mi cara, puedo llegar a hacer cosas interesantes. Y eso me animó mucho.

-¿Qué dice su madre de todo esto: de ser míster, de hacerse fotos a todas horas, de ir a la peluquería más que ella, de estar moreno de solárium...?

-Pues a ella le hace gracia. Me dice que siempre ando metido en cosas raras y, como todas las madres, que tenga cuidado, que me prepare bien y que si es lo que quiero pues que le ponga ganas y esfuerzo.

-¿Y lo hace?

-Claro, cuando empecé a preparar el concurso de míster España empecé a ir a un entrenador y a un dietista, voy al gimnasio de La Lechera (Torrelavega) seis días a la semana, como siempre sano, excepto los domingos que me doy el capricho de comer una hamburguesa, no bebo alcohol, no fumo y desde hace meses tengo que cumplir con la rutina semanal de ir al solarium, a la depilación, a la peluquería... que aunque pueda perecer que es algo agradable también es muy esclavo. Y además de todo eso, voy a la academia para preparar el examen para policía.

- ¿No tiene ratos de relax?

-Sí, y los aprovecho para salir con mis amigos -somos una cuadrilla de unos 20 o así- y vamos al monte a caminar o también de fiesta por Torrelavega.

-¿No le da un poco de temor ese mundo de la moda, en el que últimamente lo único que se escucha son denuncias de acoso a los y las modelos jóvenes que inician sus carreras?

-No, no me da miedo y si a mí me pasase también lo denunciaría, no me costaría nada decirlo.

-¿Le ha pasado alguna vez?

-No, jamás he sentido acoso y me parece que ser un acosador, es decir meterse con un débil por el hecho de ser más débil que tú, es lo más mezquino. Cuando yo iba al colegio Pérez Galdós de Requejada, para evitar el bullying escogían a niños para ser mediadores e intervenir si veían que alguien era acosado. A mí siempre me elegían de mediador.

-Parece usted un buen chico. ¿No será una pose?

-Te aseguro que no. Mis padres me han educado siempre con buenos valores. A que la familia es lo más importante, a ser buena persona, a proteger a los débiles, a respetar a todo el mundo, a querer a los animales.

-¿Tiene algún animal en casa?

-No. Tuve un perro durante 17 años, pero se murió, el pobre, y ahora estoy en busca de otro perro, pero siempre que sea adoptado. Nunca hay que comprar animales, no hay que darles el gusto a los que viven del tráfico de animales.

- ¿Qué pruebas le van a hacer pasar para ser míster España?

-Pues creo que es una entrevista personal con el jurado, un desfile en bañador, otro en traje de noche, también pruebas físicas y, por supuesto, una prueba de cultura, en la que te hacen preguntas.

Sus datos

Nombre:
Rubén Salas.
Nacido en:
Santander.
Edad:
25 años.
Vive en:
Rinconeda-Polanco.
Altura:
1,78 metros.
Peso:
75 kilos
Redes Sociales:
Facebook: MRI.Cantabria 2018 Ruben Salas (@rubensalitas9); Twitter: @Rubensalas10; e Instragram: @salitas9.

- ¿Cómo está preparando esta última?

-Pues no la estoy preparando. Creo que con lo que he estudiado, con lo que estoy ahora estudiando en la academia y en el inglés y con lo que sé de la vida pues puedo superarla.

- ¿Hace algún deporte?

-Jugué al fútbol en el Vimenor, era delantero, pero lo dejé. Y hace un año volvimos otra vez a juntarnos muchos de los que habíamos jugado juntos para echar unas pachangas. Y eso es lo único que hago aparte del gimnasio.

-¿Tiene otras aficiones?

-Pues ir al cine y viajar.

-Pero usted no trabaja, ¿de dónde saca el dinero para viajar, se lo pide a sus padres?

-Pues yo tengo mis ahorros de cuando trabajaba y cuando necesito más pues me busco algo que hacer. Siempre se me ha dado bien lo de buscarme la vida.

-¿Qué hace para buscarse la vida?

-Pues he trabajado en algún bar, en promociones de publicidad, he sido extra en la serie La Verdad de Telecinco, que se grabó en Cantabria, he salido en el Ahora Caigo de Antena 3, aunque no tuve mucha suerte... he hecho muchas cosas. Hace dos meses incluso me llamaron para promocionar ropa deportiva, con una empresa que era colombiana, pero no me sonó muy bien y lo dejé pasar.

-Vaya, veo que lo del cine y la tele le atrae mucho.

-Sí, pero con un límite. Lo que he probado hasta ahora me ha gustado y me ha valido para ganar algo de dinero, pero por ejemplo, hace cuatro años me propusieron ser pretendiente en Mujeres, Hombres y Viceversa y dije que no. No me convencía: yo tenía sólo 20 años y además estaba empezando a salir con la que fue mi novia. Así que no fui. Hay programas que te pueden crear problemas en un futuro.

-Y más si usted quiere ser policía.

-Pues sí. Por aquella época no sabía que iba a presentarme a las oposiciones de policía, pero ahora mismo me alegro de no haber ido.

-¿Quién va a estar con usted para darle fuerza en Tenerife ?

-Van a ir conmigo mi padre y mi hermana. Mi madre no viene porque tiene miedo a los aviones, pero lo verá por la televisión, que lo dan en TVE el día 5 de mayo.

- ¿Se va a quitar ese pendiente que lleva (un pequeño crucifijo) para cuando desfile en Míster España?

-Me lo puse porque se lo vi a Melendi, que me encanta, y ahora lo llevo siempre, pero cuando vaya al concurso de míster España me lo quitaré.

-En unos años ¿dónde se ve? ¿En una comisaría o encima de una pasarela?

- No lo sé. Me gustaría probar todo y al final poder hacer lo que más me guste. Lo de ser policía nacional me gusta mucho, pero sé que las pruebas son muy difíciles. Tienes que pasar unas pruebas físicas, un examen teórico, una prueba de ortografía y un examen psicotécnico. Y si en alguna no lo haces bien, quedas eliminado. Y luego lo de ser modelo de fotografía o de pasarela también está muy complicado porque hay mucha gente que quiere triunfar en esto. No sé, la vida me irá diciendo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos