El Rey Juan Carlos reaparece en la Semana Grande donostiarra

El Rey Juan Carlos y la infante Elena, en Illumbe./AINHOA MÚGICA
El Rey Juan Carlos y la infante Elena, en Illumbe. / AINHOA MÚGICA

El monarca emérito asiste a los toros en compañía de la infanta Elena

OLGA AGUIRRE

El Rey Emérito Don Juan Carlos asiste a la corrida en Illumbe de este martes en San Sebastián, en la que torean los diestros Enrique Ponce y Roca Rey toros de la ganadería Victoriano Del Río.

El Rey Juan Carlos está acompañado por su hija la infanta Elena y en esta ocasión no les acompaña ninguno de nietos sus nietos como en años anteriores, cuando Felipe Juan Froilán y Victoria Federica también acudieron a San Sebastián.

El Rey Juan Carlos y la infanta Elena están viendo la corrida desde uno de los palcos del coso taurino. Cuando ambos se han dejado ver en el burladero la plaza les ha recibido con aplausos y algunos de los asistentes se han puesto en pie.

Finalmente Cayetano Rivera no participa en la corrida por sentirse indispuesto y por lo tanto Enrique Ponce y Roca Rey lidiarán a tres astados cada uno. En el día de hoy, la plaza presenta un mayor número de asistentes, aunque no ha colgado en la taquilla el cartel de no hay billetes.

Perfil bajo

El monarca emérito había mantenido un perfil bajo desde a finales de julio se anunciase que no acudiría a las tradicionales vacaciones de la Familia Real en Mallorca, donde pensaba participar en la Copa del Rey de Vela en Palma.

Según informaron entonces fuentes del Palacio de la Zarzuela, una lesión en la muñeca le había generado problemas musculares en la zona cervical y lumbar, que «afectaba a sus desplazamientos, por lo que el Rey Juan Carlos decidió no acudir.

Sin embargo, el anuncio de su ausencia en Mallorca tuvo lugar en medio de la repercusión que ha tuvo la grabación divulgada aquellos días en la que la empresaria Corinna zu Sayn-Wittgenstein le acusaba de tener cuentas en Suiza y de utilizarla como testaferro. Por ello, se especuló que su ausencia en la Copa del Rey de Vela se debía más a un intento de evitar su exposición pública por parte de la Casa Real que a la gravedad de su lesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos