Custo a precio de saldo

Algunas de las prendas que se podrán adquirir en Lidl. /
Algunas de las prendas que se podrán adquirir en Lidl.

'Growing' es el nombre que recibe la colección cápsula creada para los supermercados Lidl, que se podrá adquirir a partir del 23 de junio

GLORIA SALGADOMadrid

Custo Dalmau ha diseñado una colección cápsula de 300.000 unidades para la cadena de supermercados Lidl. 'Growing' by Custo está formada por 22 piezas -cuatro jeans, cuatro leggins, cuatro vestidos de punto y diez camisetas- cuyos precios, adaptados al canal, pero con la máxima calidad, oscilan entre los 12.99 euros y los 17,99. La colección saldrá a la venta el próximo 23 de junio, fecha en la que llegará a los 530 establecimientos Lidl repartidos por la geografía española, y, según prevé el diseñador, se agotará "en tres o cuatro días".

Las prendas destilan la esencia de Custo, con gran protagonismo del grafismo y el color. Sus icónicas caras femeninas y la mezcla de gráficos característica de la firma se estampan sobre piezas definidas por Custo como "funcionales", la mayoría fabricadas en algodón y viscosa, para "personas a las que les interesan las tendencias pero por alguna razón buscan también la comodidad y el fácil acceso a la moda". El objetivo es acercarse a un público que puede que no suela ir a una tienda de ropa, pero "al supermercado se va siempre".

A este respecto, Dalmau propone "un cambio en el enfoque de acercamiento hacia el consumidor. La manera en que accedemos a la moda ha cambiado en los últimos años, por eso pensamos que los supermercados tienen una oportunidad para convertirse en una nueva plataforma de moda porque hoy en día es dificil librarse de la visita al supermercado".

Una segunda oportunidad

En palabras de Carlos González-Vilardell, Director de Marketing de Lidl España, "ésta es una colaboración muy especial que nos introduce en un terreno hasta ahora inexplorado para nosotros, como es la moda, y que nos sirve como carta de presentación a un segmento de público que quizás hasta hoy no pensaba en nosotros como opción de compra".

Es la primera vez que un diseñador español ha sido elegido por una gran cadena de distribución como Lidl para llevar a cabo una acción de moda, pero en otros países son muy habituales. Firmas como Gaultier, Missoni o Zac Posen crean colecciones para supermercados de Europa y Estados Unidos. Precisamente, hace siete años una gran cadena de supermercados estadounidense, Target, se lo propuso a Custo, aunque no lo tuvo muy claro y decidió no hacerlo. Más adelante esta cadena ha trabajado con diseñadores tan prestigiosos como Ralph Lauren, por eso cuando Lidl se lo planteó hace un año no lo dudó ni un momento. Una segunda oportunidad para quitarse la 'espinita' que tenía clavada.