Jorge Vázquez hace gala de su destreza artesanal

El modista gallego seduce con una estética setentera que mezcla el aire bohemio de Jane Birkin con la sofisticación de Bianca Jagger

GLORIA SALGADOMadrid

Jorge Vázquez lo hizo de nuevo. El diseñador gallego se metió al público en el bolsillo en un entorno de ensueño, el palacio madrileño de Fernán Nuñez. Bajo unas suntuosas lámparas de araña y con una exquisita decoración, Vázquez revisó la estética de finales de los sesenta y principios para reinterpretar la cultura hippie y bohemia hasta sofisticarlas en una colección llena de color y materiales nobles engarzados en un patronaje de lujo.

Su carta de colores se apega al rojo intenso, negro azabache y blanco luna aunque se rompe dramáticamente con la irrupción de azul cielo, verde agua y gris pavonado. Un éxito gracias a su valentía con la experimentación y su intuición.

Los elementos de estilo hippie, disco, punk y minimalista se mezclan en su propuesta para el próximo otoño invierno 2015-2016. Aunque predominan siluetas ajustadas, modernas y refinadas, también hay guiños al new look: cinturas altas, patas elefante, vestidos midi o largos hasta el suelo.

Los tejidos tradicionales como el crepe de lana, los paños muy densos o el jacquard se mezclan con texturas de vinilo, el neopreno y el encaje aprestado. Todo salpicado por un mix de accesorios de diferentes tamaños: maxi guantes y mini clutch de pitón, zapatos bluchers con flecos, stilettos de tacón metalizado y cinturones lazo.