Un comandante rebelde admite que los separatistas tenían misiles Buk

El comandante de una de las principales unidades rebeldes del este de Ucrania, Alexander Khodakovsky/
El comandante de una de las principales unidades rebeldes del este de Ucrania, Alexander Khodakovsky

Acusa a Kiev de "provocar" a los prorrusos y denuncia ataques aéreos cuando sobrevolaba el avión de Malaysia Airlines

REUTERS/ EP DONETSK (UCRANIA)

El comandante de una de las principales unidades rebeldes del este de Ucrania, Alexander Khodakovsky, ha admitido que los separatistas disponían de misiles antiaéreos tipo Buk, el modelo con el que supuestamente fue derribado la semana pasada el vuelo MH17 de Malsaysia Airlines.

Khodakovsky, líder del Batallón Vostok, ha reconocido por primera vez en una entrevista a Reuters que los prorrusos tenían este armamento, cuyo origen sitúa probablemente en Rusia. El comandante rebelde incluso ha asegurado que el sistema de misiles podría haber sido trasladado fuera del país, hacia territorio ruso.

"Sé que un Buk vino de Lugansk. En ese momento, me dijeron que un Buk venido de Lugansk estaba bajo la bandera del LNR", ha dicho, en alusión a las siglas de la República Popular de Lugansk. El sistema, sin embargo, habría sido "devuelto", probablemente para "retirar la prueba de su presencia" tras la "tragedia" del vuelo MH17.

Khodakovsky ha acusado al Gobierno central ucraniano del que podría haber sido el lanzamiento que destruyó el avión, ya que ha sugerido que Kiev seguía lanzando bombardeos aéreos sobre zonas del este a pesar de que sabía que los rebeldes estaban al tanto de que los "voluntarios" prorrusos tenían los misiles .

"No sólo no hicieron nada para garantizar la seguridad, sino que provocaron el uso de este tipo de arma contra un avión que estaba volando con civiles pacíficos", ha añadido. El comandante opositor ha insistido qen que Kiev sabía que los proyectiles antiaéreos estaban siendo trasladados a Snezhnoye, una localidad a 10 kilómetros de donde se estrelló la aeronave de Malaysia Airlines.

Según Khodakovsky, el día del derribo las aeronaves del Gobierno seguían sobrevolando el este de Ucrania y, "en el momento de que el avión civil pasaba por encima, lanzaron bombardeos". "Aunque hubiese un Buk y aunque este misil hubiese sido usado, Ucrania hizo todo lo posible para asegurarse de que el avión fuese derribado", ha apostillado.

Origen de los misiles

Jodakovski ha insistido a lo largo de la entrevista en que no puede confirmar si había un sistema Buk operativo cuando se estrelló el avión, al igual que tampoco ha certificado cuál podría ser el origen de estos equipos que supuestamente Kiev conocía.

"No voy a decir que Rusia los dio o que no los dio. Rusia podría haberlos ofrecido dentro de una iniciativa totalmente local. Yo quiero un Buk y, si alguien me lo ofrece, no voy a rechazarlo", ha explicado, para acto seguido matizar que nunca lo utilizaría contra algo que no supone una "amenaza". Sólo lo usaría, ha dicho, en "determinadas circunstancias", cuando hubiese un ataque aéreo sobre posiciones rebeldes y para "proteger vidas".