El líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk presenta su dimisión

El líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk presenta su dimisión

"Vine como gerente anticrisis, como experto emprendedor, si prefieren, y he logrado muchas cosas en los últimos meses, la RPD ha demostrado ser un estado. Ahora cedo el cargo", ha destacado

EFE KIEV

El líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexander Borodái, ha confirmado su decisión de abandonar su cargo como primer ministro para pasar a ejercer como 'número dos' de los separatistas prorruso.

Según ha informado la agencia de noticias rusa Ria Novosti, Borodái ha considerado que al frente de los separatistas prorrusos no debe estar "un moscovita de pura cepa", por lo que en adelante ostentará el cargo de "asesor principal del primer ministro en rango de viceprimer ministro". "No abandonaré la República", ha añadido.

"Vine como gerente anticrisis, como experto emprendedor, si prefieren, y he logrado muchas cosas en los últimos meses, la RPD ha demostrado ser un estado. Ahora cedo el cargo a un reputado jefe de campaña, mi amigo Alexandr Zajárchenko", ha dicho.

Zajárchenko, por su parte, ha definido la situación en torno a la república de "muy grave, pero no crítica". "La situación es tensa, grave y complicada", ha dicho, añadiendo que el enemigo, aunque fuerte, "está desmoralizado".

"Ellos no acaban de comprender por qué están aquí", ha sentenciado. Además, ha asegurado que los milicianos están preparando varias ofensivas, pero considera poco probable que el Ejército Ucraniano lance un asalto a Donetsk.

"Los bombardeos no son una preparación para el asalto (...) pretenden intimidar a los habitantes", ha indicado. Las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk son, desde abril, el escenario de una operación militar de Kiev contra las milicias independentistas.

Un caza y un helicóptero derribado

Los rebeldes prorrusos han derribado un caza MiG-29 y un helicóptero sanitario durante los combates con las fuerzas gubernamentales ucranianas, que han iniciado la ofensiva contra las plazas fuertes insurgentes de Donetsk y Lugansk.

El MiG-29 fue abatido cuando sobrevolaba la localidad de Yenakievo, localidad natal del derrocado presidente Víktor Yanukóvich y uno de los principales bastiones rebeldes en la región de Donetsk.

"Seguramente fue derribado por un sistema de misiles Buk", aseguró Vladímir Selezniov, portavoz militar ucraniano, al diario digital Ukraínskaya Pravda.