Un terremoto de 7,3 grados deja un muerto en El Salvador

Daños provocados por el terremoto. /
Daños provocados por el terremoto.

El seísmo, que provocó leves derrumbes, provocó una alerta de tsunami en el océano Pacífico, donde se generó el epicentro, que se levantó posteriormente

COLPISA/AFP

Un muerto y leves derrumbes ha dejado en El Salvador un terremoto de 7,3 grados que sacudió la noche del lunes a casi toda Centroamérica y generó por un breve lapso una alerta de tsunami en el océano Pacífico, donde se generó el epicentro.

El movimiento telúrico, también sentido con intensidad en Nicaragua, se registro a las 21.51 horas locales (03.51 horas GMT del martes) y se originó frente a las costas de El Salvador, en el oceáno del Pacífico, a unos 170 kilómetros de la capital salvadoreña, con una profundidad de 70 kilómetros, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El Centro de Alertas sobre Tsunamis en el Pacífico había puesto en alerta una zona costera de 300 kilómetros de extensión alrededor del epicentro, pero minutos después comunicó que la amenaza de un evento de ese tipo eran mínimas.

El epicentro en las aguas evitó víctimas o daños mayores. El fallecido era un habitante de San Miguel, 135 kilómetros al este de San Salvador, a quien le cayó "un poste de tendido eléctrico", ha asegurado a la radioemisora YSKL el alcalde de esa ciudad, Wilfredo Salgado, quien ha informado del derrumbe de muros en edificios.

"Afortunadamente no ha habido un impacto grave, salvo unas pequeñas afectaciones focalizadas", explicó al canal 19 de la televisión salvadoreña el director de Protección Civil, Jorge Meléndez. "Se sintió fuerte cuando comenzó a temblar y no paraba, solo nos pusimos a rezar con mi familia y pedíamos a Dios que se detuviera", ha dicho a YSKL María Etelvina Deras, en la ciudad de Usulután, 110 kilómetros al sureste de San Salvador.

"Yo solo miraba que las cosas de la casa se movían y mi mujer me cogió y me llevó al patio de la casa y ahí esperamos que pasara el temblor. Fue horrible", declaró Rubén Aguirre, vecino de de Zacatecoluca, 56 km al sureste de San Salvador. En varias zonas de San Miguel y Usulután hubo corte en el servicio de energía eléctrica.

Testimonios

El Ministerio del Ambiente de El Salvador precisó que el temblor se produjo en el océano, 74 kilómetros al sur de la población de Intipucá en el departamento de La Unión.

El seísmo fue reportado con la misma magnitud en varias ciudades nicaragüenses, incluida la capital. "Se sintió como cuando estás en una balsa", dijo Lorena Galo, habitante del barrio Monseñor Lezcano, al sur de Managua.

"El temblor meció hacia un lado mi bicicleta", contó el joven Jovani Acosta, del barrio Pedro Joaquín de la capital, a quien el temblor sorprendió cuando se transportaba en su vehículo.

Según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), el epicentro estuvo en las aguas del Golfo de Fonseca, que comparten El Salvador, Nicaragua y Honduras.