Maduro rechaza el veto a Venezuela: «Vamos a llegar a la Cumbre de las Américas por tierra, mar o aire»

Nicolás Maduro./Federico Parra (Afp)
Nicolás Maduro. / Federico Parra (Afp)

El presidente advierte de que el 22 de abril habrá elecciones tanto si participa la oposición como si no

EUROPA PRESSCaracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sostenido que acudirá a la Cumbre de las Américas, ya sea "por tierra, mar o aire", en respuesta a la decisión del Grupo de Lima de vetar la participación de Maduro en este importante foro regional por la ruptura del orden constitucional en la nación caribeña.

"¿No me quieren ver en Lima? Me van a ver porque llueva truene o relampaguee, por tierra, mar o aire, llegaré a la Cumbre las Américas. Allí estaremos", ha dicho Maduro en una rueda de prensa con los medios internacionales celebrada este jueves en el Palacio de Miraflores.

El líder 'bolivariano' ha indicado que irá con "la verdad" sobre los acontecimientos en Venezuela, que tienen preocupada a toda la región, y ha achacado su exclusión al "miedo" de los demás presidentes latinoamericanos a enfrentarse a él.

En este sentido, ha criticado "las campañas de xenofobia contra los venezolanos" que emigran. Cientos de miles han cruzado la frontera hacia países vecinos para escapar de la falta de bienes de primera necesidad. "Están en su derecho", ha dicho y ha recordado que Venezuela ha recibido refugiados "permanentemente" y "sobre eso nadie ha hecho campaña".

Maduro ha defendido que "Venezuela es el mejor país del mundo y se está comprobando". "No tiene por qué haber racismo ni intolerancia en contra de nuestra nación" ha defendido, invitando a sus compatriotas a regresar: "Aquí tienen su tierra".

'No' a Maduro

El Grupo de Lima, reunido el martes en la capital peruana, adoptó la decisión de retirar la invitación ya cursada por el Gobierno de Perú a Maduro para que asista al foro regional. Su presencia "ya no es bienvenida", reza la declaración conjunta

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, anunció que había invitado a Maduro a la Cumbre de las Américas, si bien matizó que corresponde a cada uno saber si es bien recibido. Esta invitación había causado un gran revuelo en la política peruana y la oposición había amenazado con una moción para declarar al venezolano persona 'non grata'.

La Cumbre de las Américas es la única cita que reúne a todos los países americanos, incluidos Estados Unidos y Canadá, porque está impulsada por la Organización de Estados Americanos (OEA). De hecho, en los últimos años hasta ha contado con la presencia de Cuba, gracias al acercamiento entre Washington y La Habana.

El Grupo de Lima no representa a todos los países de la OEA, sino que es una iniciativa multilateral que lleva funcionando desde el pasado mes de agosto y que ha centrado sus debates en la crisis política y económica que sufre Venezuela.

Elecciones en Venezuela

El Grupo de Lima se ha mostrado en contra de la decisión de las autoridades venezolanas de convocar elecciones presidenciales para el 22 de abril porque apenas deja tiempo a la Mesa de Unidad Democrática (MUD) -coalición opositora- para decidir cómo y con quién concurre.

Maduro, que ya ha sido ratificado como candidato del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ha aseverado que, aunque la MUD no compita, "va a haber elecciones el 22 de abril y habrá un presidente legítimo que gobernará hasta 2025.

El jefe de Estado ha confiado en que "el 22 de abril lo que viene es una victoria total" y en este sentido ha citado "las tres contiendas anteriores": los comicios locales, regionales y a la Asamblea Constituyente, en los que ganó el 'chavismo'.

El mandatario ha contado que ya ha dado "instrucciones" al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, para el despliegue del Plan República, cuyo objetivo es "proteger el sistema electoral y garantizar a los venezolanos el ejercicio pleno de su soberanía".

Desempeño económico

Maduro ha aprovechado asimismo para hacer gala de su gestión económica en medio de una crisis que ha llegado a calificar de "guerra" y de la que ha acusado a la "derecha" venezolana e internacional, especialmente al boicot estadounidense.

En concreto, ha apuntado a la petrolera estatal, PDVSA, fuente de la mayoría de los ingresos de Venezuela. Según Maduro, "a PDVSA le hicieron una camisa de fuerza" a través de las sanciones impuestas por Estados Unidos que ha conseguido "romper".

Así, ha mencionado la ofensiva anticorrupción puesta en marcha por su Gobierno, que ha acabado con muchos de los ex dirigentes de PDVSA detenidos. De hecho, este jueves se ha publicado en la Gaceta Oficial el cese de su vicepresidente, Simón Zerpa, sancionado por Estados Unidos.

En lo tocante a PDVSA también ha hecho hincapié en los esfuerzos de modernización de la industria petrolera venezolana. "Hemos aumentado en 250.000 barriles de petróleo. Hemos aumentado la producción y llevado al nivel que debe estar", ha valorado Maduro.

Además, ha definido a Venezuela como "un país responsable en cancelar sus deudas, a pesar de estar sometido a una persecución internacional contra todas la cuentas de la República". "El proceso de negociación, reestructuración y renegociación de los compromisos internacionales va impecable", ha aseverado.

Maduro ha afirmado que para mantener el rumbo económico es necesario que salga reelegido. "Yo les garantizo que al ganar las elecciones vamos a lograr la estabilidad económica (...) Después del 22 de abril, viene la paz económica. Vamos a ser una Venezuela bonita", ha remachado.

 

Fotos

Vídeos