Pyongyang propone a Seúl abrir una etapa de distensión

El líder norcoreano, Kim Jong-un. /
El líder norcoreano, Kim Jong-un.

La iniciativa llega después de varias pruebas de misiles norcoreanas en los últimos días

EFESEÚL

El régimen comunista de Corea del Norte ha propuesto a Corea del Sur cesar todas las "hostilidades militares" y ataques verbales entre ambos Gobiernos a partir del próximo viernes para abrir una etapa de distensión.

Pyongyang ha solicitado a Seúl "detener totalmente desde las 0.00 horas del 4 de julio todas las difamaciones, calumnias y acciones psicológicas conspirativas", según un comunicado de la Comisión Nacional de Defensa del país divulgado por la agencia estatal KCNA. La propuesta de este organismo, que llega después de varias pruebas de misiles norcoreanas en los últimos días, también incluye "cesar todos los actos militares hostiles para llevar las relaciones norte -sur al borde de la guerra y crear un ambiente tranquilo bajo el principio de la reunificación pacífica".

Expertos interpretan la oferta como un gesto conciliatorio antes de la visita a Seúl del presidente de China, Xi Jinping, que el mismo viernes 4 tratará con la jefa de Estado surcoreana, Park Geun-hye, asuntos relativos a la seguridad en la península de Corea y las relaciones con el militarizado régimen de Kim Jong-un.

La Comisión Nacional de Defensa instó a Seúl a retomar al acuerdo de no difamación mutua sellado el pasado febrero por representantes de ambas Coreas en el primer encuentro bilateral de alto nivel en siete años.

Seúl no ha valorado aún la propuesta

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur ha rehusado de momento ofrecer una respuesta o una valoración sobre la nueva propuesta de Pyongyang.

Corea del Sur y EE UU planean realizar en agosto y septiembre el ejercicio militar conjunto anual 'Ulchi Freedom Guardian' (Guardián de la Libertad Ulchi), algo que obligaría a los aliados a rechazar la petición norcoreana de "cesar todos los actos militares hostiles" y que podría traer nuevas tensiones a la región.

Tras varios meses de relativa calma desde las anteriores maniobras de Seúl y Washington en abril, Corea del Norte realizó los pasados días varios ensayos de proyectiles y misiles teledirigidos que han generado el rechazo de la comunidad internacional. Además, Corea del Norte ha vuelto hoy a reafirmarse en el desarrollo de armas nucleares como estrategia para disuadir a sus enemigos.

China, principal aliado y valedor económico de Pyongyang, ha criticado sin embargo duramente sus aspiraciones atómicas, y probablemente la desnuclearización norcoreana sea uno de los principales temas de debate en la cumbre del viernes entre los líderes de Seúl y Pekín.