Hillary Clinton inicia gira literaria, ¿y también campaña?

Hillary Clinton. /
Hillary Clinton.

La presentación del libro sobre sus años en el Departamento de Estado constituye una fantástica plataforma para quien muchos consideran segura candidata demócrata a la presidencia en 2016

COLPISA / AFPWASHINGTON

Hillary Clinton emprende esta semana su gira de más alto perfil desde que dejó el Departamento de Estado para presentar su último libro de memorias ante un público y medios de comunicación que se interesarán tanto por su pasado como por su futuro político.

Por supuesto, la ex primera dama también está vendiendo sus nuevas memorias, 'Hard Choices', un libro que brinda detalles sobre los cuatro años en los que estuvo a la cabeza de la diplomacia estadounidense (2009-2013) como primera secretaria de Estado del presidente Barack Obama.

Pero inevitablemente la gira de presentación del libro, durante la cual Clinton estará cara a cara con lectores y potenciales electores, será vista desde la perspectiva de una posible nueva precandidatura de la ex primera dama a las presidenciales de 2016.

"Pensaré al respecto hasta fin de año", ha indicado Clinton en un fragmento de la entrevista con la cadena ABC News que se difundirá íntegramente en la noche del lunes. "No es totalmente seguro, pero es probable" que no haya anuncio antes del año próximo, ha manifestado.

El tema de la candidatura "lo decidiré cuando lo crea conveniente", ha insistido, al tiempo que ha recordado que su marido y expresidente, Bill Clinton (1993-2001) había "comenzado a hacer campaña oficialmente en septiembre, octubre de 1991" para la elección de 1992. "Terminaré el año, viajaré por el país, firmaré libros, ayudaré en la campaña de las elecciones parciales este otoño y luego de una pausa sopesaré los 'pros' y los 'contras' de lo que haré o no haré", ha agregado.

Preparación milimétrica

El equipo de Hillary ha pasado meses intentando diseñar cuidadosamente la presentación del libro más esperado del año, dejando trascender fragmentos del texto en los que se abordan temas como el mortal ataque al consulado estadounidense en la ciudad libia de Bengasi y se deslizan afirmaciones como que Estados Unidos continúa siendo "la nación indispensable".

La ex primera dama ha mantenido un ritmo frenético de discursos y entrevistas televisivas, un torbellino que se intensificará a partir del lunes, con una entrevista de una hora con ABC News, seguida de una multitud de eventos relacionados con el libro en lugares como Nueva York, Chicago e incluso Canadá. Clinton ha programado igualmente discursos en Filadelfia, Kansas City y Washington, un evento de firma de libros en Virginia y una "conversación" en Austin, Texas, entre varias otras apariciones.

Años atrás, después de su derrota ante Obama en las primarias demócratas de cara a las presidenciales de 2008, no había siquiera accedido a una entrevista con Fox News, el medio que mejor la trataba.

Distancias con Obama

"Obviamente, se está preparando para postularse a la Presidencia, (y) bien sabe que todo lo que haga representa un paso en esa dirección",señala el profesor adjunto de la Universidad de Michigan Michael Heaney.

Uno de estos pasos es la publicación de estas memorias, que presentan una serie de cautas revelaciones sobre sus años como jefa de la diplomacia estadounidenses y le sirven para atacar a sus críticos republicanos.

El libro aborda el tema de la intervención militar en Irak -cuya autorización por el Senado calificó de "error" en 2002-, el mortal ataque contra el consulado en Bengasi, las agitadas relaciones con el Kremlin y la invasión por Rusia de la península de Crimea, en los confines de Ucrania. También señala algunas distancias con Obama: por ejemplo en relación con el conflicto en Siria, pues ella fue desde el comienzo favorable a armar a los rebeldes, mientras que el presidente se resistió a hacerlo.

Recuerdos personales

Las memorias abarcan episodios recientes, como la agresión rusa a Ucrania, y están condimentadas con recuerdos personales, como el emotivo primer baile de su marido Bill con su hija Chelsea y su boda.

Se refieren igualmente a las negociaciones que Washington mantuvo en 2011 con los talibanes en Afganistán respecto a un soldado estadounidense que acaba de ser liberado en el marco de un controvertido canje por cinco militantes talibanes retenidos en la base de Guantánamo. Pero 'Hard choices' no arroja demasiada luz sobre el funcionamiento interno de un Gobierno enfrentado a un mundo convulsionado.

En cuanto a si Clinton buscará llegar a la Casa Blanca, habrá que esperar aún. "¿Participaré en la carrera por la presidencia en 2016? La respuesta es que aún no lo decidí", escribe en sus memorias.