La OCDE advierte de que la desigualdad crece en EE UU

Admite las evidencias de la salida del país de la crisis pero pide reforzar la recuperación con reformas clave

EUROPA PRESS madrid

La OCDE ha indicado que la recuperación económica de Estados Unidos puede fortalecerse mediante reformas claves, ya que esta continuará siendo lenta a menos que se emprendan reformas encaminadas a impulsar el crecimiento, según un informe remitido por la organización.

Aunque admite que la recuperación estadounidense es "más fuerte que en la mayoría de los países de la organización", la OECD afirma que podría ser impulsada mediante nuevas reformas impositivas, de educación, formación, inmigración y condiciones laborales, ya que mejorarían las condiciones económicas de las familias de clase media.

Así, pese a admitir que la recuperación se ha extendido en un amplio abanico de sectores, la mayoría de los bancos han vuelto a ser saludables, los precios de las viviendas crecen y el desempleo cae, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, ha indicado que "el actual no es un caso de recuperación normal para EE UU, ya que el ritmo de crecimiento, desde una perspectiva histórica, es lento".

"Es necesario implementar medidas decididas, deben ser reformas que impulsen la economía y la hagan más inclusiva y verde. Con respecto a este tema, felicitó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por "el reciente anuncio de medidas para recortar las emisiones de CO2".

Según el informe elaborado por la OCDE, el mercado de trabajo todavía no ha vuelto a la normalidad. Así, el desempleo ha caído rápidamente, pero hay muchos desempleados desanimados que ya no buscan trabajo y muchos trabajadores a tiempo parcial que querrían trabajar más horas.

Así, encontrar un trabajo sigue siendo un reto, especialmente para los desempleados de larga duración. El documento anima a que haya una mayor coperación entre el Gobierno y empresarios para acabar con estas dificultades.

De este modo, sería clave una nueva estrategia de negocios que mejore las habilidades de los trabajadores para incrementar la productividad, lo cual lleva, frecuentemente, a un incremento de los beneficios.

Riesgos en la recuperación

En cualquier caso, el informe de la OCDE señala ciertos riesgos en la recuperación, como una debilidad renovada del mercado de viviendas, las turbulencias del mercado financiero y un posible debilitamiento del crecimiento de la productividad.

Asimismo, sugiere que la salida de las políticas monetarias no convencionales debe hacerse de manera gradual, a medida que la economía se acerca al pleno empleo y al objetivo de inflación de la Reserva Federal del 2%.

Del mismo modo, el documento subraya que la desigualdad en el país es alta, ya que la clase media y baja han estado luchando con un mercado de trabajo cambiante y con los altos costes de la educación y la sanidad.

La OCDE reconoce que este es un tema difícil de mejorar y elogia las reformas adoptadas recientemente o que están siendo consideradas, como la reforma sanitaria, los cambios en educación y la maternidad pagada.

Asimismo, se congratula por el "renacimiento energético de EEU U", fomentado por el 'fracking' que ha ayudado a crear empleo y a convertir el país en el mayor productor mundial de gas natural, además de reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Finalmente, la OCDE reconoce que hay varias dificultades medioambientales y sanitarias ligadas a esta nueva tecnología, pero recuerda que ninguna energía renovable ha proporcionado un crecimiento parecido. Así, recomienda introducir un precio adecuado a los gases de efecto invernadero y apoyar la innovación que produzca ahorro energético.