Trump instruyó a su abogado para que mintiese ante el Congreso sobre sus negocios con Rusia

Trump escucha a Cohen, durante la campaña electora, en una imagen de archivo./Reuters
Trump escucha a Cohen, durante la campaña electora, en una imagen de archivo. / Reuters

El fiscal general cuenta con varios testigos y documentos para avalar la acusación que constituiría obstrucción a la justicia

MERCEDES GALLEGONueva York

El sueño del impeachment recuperó vuelo este viernes, al conocerse que el fiscal especial Robert Mueller tendría pruebas de que Donald Trump instruyó a su abogado para que mintiera ante el Congreso sobre sus negocios en Rusia. «Si crees a Michael Cohen te puedo conseguir un buen precio para venderte el Puente de Brooklyn», respondió sarcástico el ex alcalde Rudy Giuliani, asesor legal del presidente.

Sólo que Cohen no es el único que lo afirma. De hecho, el abogado personal de Trump no lo admitió hasta que fue confrontado con la declaración de otros testigos en el círculo de Trump Organization, así como documentos, correos electrónicos y mensajes de texto, según el artículo de BuzzFeed. La página de noticias dice haber confirmado la información a través de dos fuentes en «las fuerzas del orden». El fiscal especial cuyo informe se espera con ansiedad nunca ha hecho ningún comentario sobre la investigación en curso ni las filtraciones que llegan a la prensa.

Esta es la primera vez que se conecta directamente al presidente con un delito ocurrido en torno a la trama rusa. El traspié que podría costarle la presidencia sólo si su partido le condena en un juicio político, ocurrió en octubre del año pasado, cuando la mano derecha del magnate desde hace más de una década declaró ante el Congreso bajo juramento. Trump había dicho repetidamente durante la campaña que no tenía ningún negocio con Rusia, pero hasta junio de 2016 su organización negociaba la construcción de una Torre Trump en Moscú. Sin embargo, Cohen aseguró a los legisladores por instrucciones suyas que ese proyecto se había desestimado en enero, antes de que los votantes de Iowa se pronunciaran en primarias.

LA CLAVE

La sombra del 'impeachment'.
Es la primera vez que se conecta al mandatario con un delito vinculadoa la trama rusa

El fiscal general habría concluido que el mandatario ordenó a su abogado que mintiese sobre la fecha en que se aparcó el proyecto «con la esperanza de limitar el alcance de las investigaciones sobre Rusia». Una vez cogido en el delito de perjurio y una decena de cargos por los que ya ha sido condenado, Cohen confesó todo lo que pudo para incriminar a su jefe, incluyendo su apoyo directo a un plan para reunirse personalmente con Vladimir Putin. «Make it happen», cuenta que le ordenó (Haz que ocurra). En los meses siguientes Cohen llegó a contactar con el Kremlin e informó regularmente de ello a sus hijos Donald Trump Jr e Ivanka Trump. Con el propio presidente discutió este proyecto, que iba a reportar 300 millones de dólares, una decena de veces.

Ya en plena campaña Cohen asignó las negociaciones a uno de sus socios más turbios, Felix Sater, con el que planificó asistir al Foro Económico Internacional de San Petersburgo para reunirse con banqueros y altos cargos del gobierno ruso, sin que llegase a ocurrir. Según correos electrónicos a los que ha tenido acceso BuzzFeed, Cohen le dijo a Sater que una vez que pasara la Convención Nacional del Partido Republicano en la que sería investido candidato presidencial, el propio Trump viajaría a Rusia para rematar el trato. A esas alturas todo lo que tenía que ver con Rusia se anticipaba tóxico y Trump estaba demasiado metido en la campaña, por lo que el proyecto se abandonó.