La emotiva unión del eje franco-alemán

Con su pluma, su emoción y sus manos, los que hace un siglo fueron enemigos, hoy se muestran como los mejores aliados en la defensa de la Unión Europea. Angela Merkel y Emmanuel Macron son los primeros mandatarios de Francia y Alemania que visitan juntos el Vagón del Armisticio desde 1945. También juntos, descubren esta nueva placa conmemorativa y de nuevo muestran una cercanía y una complicidad que no comparten con Donald Trump. Horas antes los gestos amistosos del presidente francés dejaban indiferente al magnate, que incluso evitaba darle la mano. El motivo, la propuesta de Macron para que Europa cree su propio Ejército, contra la que Trump arremetía a golpe de tweet. "Muy insultante, que Europa pague antes su parte equitativa en la OTAN", escribía. El presidente galo aclaraba que su propuesta respondía a esa necesidad. "A más Europa en la OTAN, mayor capacidad para asumir nuestra parte", aseguraba. Y Trump lo convertía entonces en "un buen amigo". Con sus esposas compartían mesa y mantel. "Ha sido un fantástico almuerzo", comentaba. Y a esta hora una cena con numerosos líderes mundiales, tras una visita a la exposición de Picasso en el Museo d'Orsay.