Río de Janeiro reivindica los derechos LGTB

Una impresionante bandera arcoiris ha desfilado por las calles de Río de Janeiro. Cientos de personas la han portado por los 40 años del movimiento LGTB de Brasil.Desafiando, no solo a la lluvia, sino y sobre todo al gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, han celebrado el desfile número 24 por la democracia, la libertad y los derechos de los homosexuales y transexuales, han recorrido el turístico barrio de Copacabana. "Los gays existen y están aquí en la playa", aseguraba un de los participantes..Algunos  han ido también en defensa de la Amazonia, en contra de los descontrolados incendios que están diezmando la flora y la fauna autóctonas "que está en riesgo de extinción, y todos estamos en riesgo de extinción gracias a nuestro gobierno".Gais y lesbianas han desfilado en un ambiente festivo pero reivindicativo, "ahora tenemos que unirnos. Mi mensaje es que nos unamos, protejamos a los amigos y luchemos para ser felices y amar".Esta marcha de Río de Janeiro, bastión electoral del presidente Bolsonaro, se ha celebrado tres meses después de la de Sao Paulo, una de las más multitudinarias del mundo y que contó con más de tres millones de personas.