Israelíes y palestinos respetan otro día de tregua con la mirada en El Cairo

El ejército israelí permanece en una localidad israelí sin especificar en la frontera con Gaza. /
El ejército israelí permanece en una localidad israelí sin especificar en la frontera con Gaza.

Los mediadores egipcios han instado a ambas partes a aprovechar la tregua, cuyos términos se desconocen, para alcanzar "un alto el fuego global y permanente"

R.C. JERUSALÉN / el cairo

Israel y las milicias palestinas en la Franja de Gaza mantienen por segundo día consecutivo un alto el fuego de 72 horas mientras prosiguen las negociaciones en El Cairo para un acuerdo más amplio y permanente entre las dos partes.

La inusual calma transcurre mientras las poblaciones a ambos lados de la frontera tratan de recuperar la rutina con la mirada puesta en la capital egipcia por temor a una reanudación de las hostilidades al terminar la tregua, la medianoche del miércoles al jueves.

noticias relacionadas

En Gaza, donde viven 1,8 millones de palestinos, los comercios y calles eran hoy un ir y venir de gentes con provisiones para lo que pueda ocurrir si las negociaciones no avanzan. "Uno nunca sabe, mejor no esperar a mañana y aprovechar que hoy hay mercancía", dice Musa, un vecino de uno de los barrios de Gaza menos afectados de toda la franja por la ofensiva israelí "Margen protector".

En otras zonas, desplazados que huyeron de sus casas por los combates y bombardeos seguían regresando para ver lo que ha quedado de ellas y recoger las pertenencias personales que puedan encontrar. Más de 335.000 palestinos siguen en condición de "desplazados" según el informe difundido hoy por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), que señala que 16.700 viviendas han sido destruidas completamente o sufrido daños severos por los 33 días de ofensiva.

Avances "lentos" pero "sólidos"

A la luz de la crisis humanitaria, las organizaciones internacionales introducían hoy en la franja cientos de toneladas de ayuda, sobre todo productos básicos y medicamentos, en un plan de contingencia dirigido a prestar asistencia a familias que generalmente no se benefician de la ayuda.

La OCHA teme que la crisis se agrave si "las hostilidades se reanudan". El futuro inmediato de la zona depende de las gestiones del gobierno de El Cairo, que ha informado de avances "lentos" pero "sólidos", según medios locales israelíes. La delegación negociadora israelí regresó hoy a El Cairo para reanudar las conversaciones indirectas con la delegación palestina sobre un alto el fuego permanente.

La delegación va y viene a El Cairo después de cada reunión, y según el diario Yediot Aharonot por internet, Israel se prepara para aliviar considerablemente el bloqueo a la Franja. El Canal 2 informó por su parte que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha comenzado a hablar con los miembros de la derecha más nacionalista en su gobierno para "prepararlos de cara a un acuerdo que no contempla la desmilitarización de Gaza", exigencia de éstos para no votar a favor del acuerdo y que Israel no lance otra ofensiva contra Hamás. Sin embargo, la delegación negociadora palestina dijo que la primera reunión indirecta celebrada ayer con representantes israelíes "no ha resuelto todavía ningún asunto", si bien reconocieron que las conversaciones fueron "serias".

Un miembro del equipo palestino dijo tras esa cita, que duró unas nueve horas y culminó después de la medianoche, que la parte israelí volvió a pedir el desarme de la resistencia palestina de Gaza, la destrucción de los túneles, no desarrollar las capacidades bélicas y detener las pruebas para el lanzamiento de cohetes.

En una entrevista con el Canal 2, el ministro de Finanzas, Yair Lapid, declinó hacer valoraciones sobre si las partes lograrán un acuerdo. "Todas las opciones están abiertas, la operación Margen Protector no ha terminado", advirtió.