La policía de Hong Kong vuelve a arremeter contra los manifestantes opositores al gobierno

Los enfrentamientos por décima semana consecutiva no paran de sucederse en Hong Kong. La policía ha vuelto a arremeter contra los manifestantes opositores al gobierno utilizando gas lacrimógeno en espacios cerrados como el metro. En la zona de Wai Chai se produjeron altercados en los que se arrojaron bombas de gasolina y ladrillos a la policía antidisturbios que respondió empleando la violencia mediante el empleo de sus bastones.