Theresa May y el Brexit se acercan al precipicio

En tono de súplica Theresa May, ha rogado al Parlamento británico que eche un segundo vistazo a su acuerdo del Brexit en la víspera de la trascendental votación, fijada hoy a las 11 de la noche. Quemando su último cartucho, la primera ministra británica ha advertido que parar el Brexit sería una vuelta atrás en la democracia británica, que marcará la historia del país. "Cuando se escriban los libros de Historia, los británicos valorarán la decisión de esta Cámara y se preguntarán: ¿Cumplimos con el voto del país y salimos de la Unión Europea? ¿Protegimos nuestra economía, nuestra seguridad y nuestra unión? ¿O defraudamos al pueblo británico?", ha señalado May.Sin embargo, el rechazo de la cámara sigue siendo mayoritario. De nada ha servido la carta de la Unión Europea, garantizando que la inclusión de Irlanda del Norte en la unión aduanera será temporal. Una victoria de Theresa May garantiza una salida ordenada de la Unión Europea... y una derrota abre un periodo incierto con elecciones o incluso la anulación del Brexit.