Merkel y Cameron defienden consensuar las reformas antes de los nombres

Merkel, Reinfeldt y Cameron. /
Merkel, Reinfeldt y Cameron.

La polémica sobre la elección del conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea ha marcado la reunión que han mantenido en Suecia

EFECOPENHAGUE

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, David Cameron, han insistido en Suecia en la importancia de consensuar las prioridades inmediatas de la Unión Europea (UE) y avanzar en las reformas antes de acordar nombres para el relevo de la Comisión Europea (CE).

Los jefes de Gobierno alemán y británico y sus homólogos sueco, Fredrik Reinfeldt, y holandés, Mark Rutte, han asegurado al término de una minicumbre en Suecia que la reunión había girado sobre el contenido de las reformas, no sobre nombres, en alusión a la polémica sobre la elección del conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker al frente de la CE.

"El foco de la reunión no estuvo en las personas, sino en el contenido", ha recalcado en una rueda de prensa conjunta Merkel, la única de los cuatro líderes de centroderecha reunidos en Harpsund (sur de Suecia) que apoya a Juncker.

Espíritu europeo

Merkel ha reiterado no obstante que Juncker es para ella el "candidato principal" al mando de la CE por su condición de cabeza de la lista más votada en los pasados comicios europeos, la del Partido Popular Europeo (PPE), pero no ha querido entrar en más especulaciones, apelando al "espíritu europeo" para lograr un acuerdo. "Ha habido demasiadas declaraciones en los últimos días, tenemos que volver al camino responsable", ha dicho la canciller alemana.

Cameron, quien en días pasados amenazó con sacar a su país de la UE si Juncker sale elegido, se ha mostrado también conciliador, aunque ha reiterado su desagrado con el nuevo proceso que coloca la decisión final definitiva sobre los nombramientos en la Eurocámara. "Quiero que Gran Bretaña siga en una Unión Europea reformada. Pero la decisión será tomada por el pueblo británico en referendo a finales de 2017", ha declarado Cameron en la comparecencia conjunta.

Los cuatro líderes europeos han coincidido plenamente en la necesidad de reformar la estructura del mercado interno, mejorar la competitividad, apostar por el sector servicios y la economía digital para crear empleo y los tratados de libre comercio con otras economías. "Creemos que la UE debe cambiar en respuesta a la intranquilidad de los electores. Ese es el claro mensaje de los comicios europeos, y nuestras discusiones también se han centrado en eso", ha afirmado Cameron.

También se han mostrado a favor de la movilidad de los individuos en el seno de la UE, pero introduciendo limitaciones para evitar lo que Merkel y Cameron han llamado "abusos" por parte de extranjeros de los sistemas de bienestar de cada país.