La explosión del coche del líder separatista de Donetsk deja tres muertos

Investigadores y bomberos examinan el lugar de la explosión/
Investigadores y bomberos examinan el lugar de la explosión

El atentado, cuya autoría se desconoce, ha ocurrido a 100 metros del edificio que alberga el Gobierno de esta región separatista ucraniana

EUROPA PRESS MADRID

Tres personas han muerto y cuatro han resultado heridas por la explosión anoche del coche de uno de los líderes de la autoproclamada "república popular de Donetsk" (este de Ucrania), Denís Pushilin, ha informado la formación separatista. "De los siete heridos por la explosión anoche en una parada cerca de la sede del Gobierno regional, tres murieron en el hospital", señala un comunicado en la página web de la administración de la región, ocupada por los rebeldes.

Pocas horas antes, la "república popular de Donetsk" informó en su página de twitter de dos muertos como resultado del atentado. El mismo Pushilin, quien en el momento de la explosión estaba en Moscú, dijo a la agencia rusa RIA-Nóvosti que las autoridades de Kiev están detrás de ese atentado.

"Por supuesto, sospecho de Kiev", dijo el líder separatista, quien precisó que entre las víctimas hay varios insurgentes. El de ayer no es el primer atentado contra los insurgentes de Donetsk: el pasado 7 de junio, el ayudante de Pushilin, Maxim Petrujin, fue asesinado a tiros en el centro de la ciudad de Donetsk.

Además, el despacho del "alcalde" de la formación separatista, Pável Gubarev, fue tiroteado con un lanzagranadas el pasado 2 de junio. "De los siete heridos por la explosión anoche en una parada cerca de la sede del Gobierno regional tres murieron en el hospital", señala un comunicado en la página web de la administración de la región, ocupada por los rebeldes

"Mi coche ha explotado. Había tres personas dentro, dos de las cuales están graves", ha dicho Pushilin, aclarando que hacía dos días que no usaba ese coche. Donestk, junto a Lugansk, es el escenario de la "operación antiterrorista" que el Gobierno ucraniano lanzó el pasado mes de abril para sofocar la revuelta de los separatistas prorrusos en el este. De acuerdo con Kiev, ya ha dejado 270 muertos y 713 heridos.