Los líderes europeos rinden homenaje a los caídos en la Primera Guerra Mundial

Angela Merkel charla con David Cameron junto a Froncois Hollande./
Angela Merkel charla con David Cameron junto a Froncois Hollande.

"Nos corresponde a nosotros salvaguardar la paz", dice Van Rompuy

EUROPA PRESS ypres (bélgica)

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho han participado este jueves en una ceremonia de conmemoración del centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial y de homenaje a los caídos en la contienda que se ha celebrado en la ciudad belga de Ypres, escenario de algunas de las batallas más cruentas de la guerra y que fue destruida por las tropas alemanas.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha representado a España durante la ceremonia, ya que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha llegado a tiempo de su viaje a Guinea Ecuatorial.

La canciller alemana, Angela Merkel , ha roto el protocolo y se ha acercado a saludar y dar la mano a algunos de los ciudadanos que se encontraban tras las vallas del perímetro de seguridad para contemplar la ceremonia.

"Han pasado cuatro generaciones, cien años. Pero nuestra memora sigue intacta", ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en un breve discurso. "Nos corresponde a nosotros, de palabra y de obra, detener las espirales y las escaladas, mantener la confianza, salvaguardar la paz, esta paz que podemos soñar eterna", ha señalado.

Tras llegar al ayuntamiento de Ypres, los jefes de Estado y de Gobierno se han dirigido a pie a la puerta de Menin, un monumento de guerra dedicado a los soldados británicos y de la Commonwealth caídos en la guerra y cuyas tumbas son desconocidas. El monumento marca el inicio de una de las principales vías de salida de la ciudad que llevaba a los soldados aliados al frente.

Allí los líderes europeos han guardado un minuto de silencio, han presenciado una ofrenda floral y han escuchado la tradicional melodía militar de trompeta de homenaje a los caídos, seguida del himno europeo. A continuación, cada jefe de Gobierno ha depositado una amapola de porcelana con su respectiva bandera nacional en un nuevo memorial en forma de banco en el jardín que rodea la puerta de Menin.

"Que este simple jardín y este simple banco redondo, propicio al recogimiento, represente para siempre nuestro círculo europeo, nuestro compromiso de vivir juntos felices, en paz y siempre abiertos al mundo", ha dicho Van Rompuy.

Antes y después de la ceremonia se ha visto al primer ministro británico, David Cameron -que se ha quedado solo en su oposición a Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión- departir con el primer ministro irlandés, Enda Kenny, y con la danesa Helle Thorning-Schmidt, considerados como sus candidatos favoritos para ocupar altos cargos europeos.

También ha hablado brevemente con Merkel , que ya ha dicho por la mañana que "no es un drama" elegir como presidente de la Comisión al luxemburgués Jean-Claude Juncker con la oposición de Reino Unido.

Tras la foto de familia, los líderes europeos tenían previsto debatir las prioridades de los próximos cinco años durante una cena en el ayuntamiento de Ypres. La elección de Juncker tendrá lugar durante el almuerzo de este viernes.