Reino Unido permitirá a los estudiantes extranjeros quedarse en el país dos años tras graduarse

Un grupo de estudiantes lanza sus birretes al aire tras la ceremonia de graduación en la Universidad de Oxford (Inglaterra)./Reuters
Un grupo de estudiantes lanza sus birretes al aire tras la ceremonia de graduación en la Universidad de Oxford (Inglaterra). / Reuters

El titular de Educación defiende la «importante contribución» que hacen estos alumnos a la nación y sus universidades, «tanto cultural como económicamente»

REUTERS/EPLondres

Los estudiantes extranjeros podrán permanecer en Reino Unido en busca de trabajo hasta dos años después de graduarse en virtud de las nuevas normas anunciadas este miércoles por el Gobierno de Boris Johnson. La legislación actual, introducida por Theresa May cuando era ministra del Interior, establece que los estudiantes solo pueden permanecer durante cuatro meses una vez terminan sus estudios.

«La importante contribución de los estudiantes internacionales hacen a nuestro país y universidades es tanto cultural como económica. Su presencia beneficia a Reino Unido«, ha defendido el ministro de Educación, Gavin Williamson, en un comunicado. »Nuestras universidades prosperan al ser instituciones globales abiertas. Introducir el itinerario para los graduados garantiza que nuestro prestigioso sector de educación superior seguirá atrayendo a los mejores talentos de todo el mundo a un Reino Unido global«, ha defendido.

El Gobierno ha indicado que el nuevo itinerario para graduados permitirá a los estudiantes trabajar, a cualquier nivel. A continuación podrán pasar a un visado de trabajador cualificado si encuentran un empleo que cumpla con los requisitos. Según el Gobierno, no habrá un tope en el número de estudiantes que podrán solicitar este itinerario para graduados. Unos 450.000 estudiantes extranjeros estudian cada año en Reino Unido.

Desde 2020

El programa se aplicará a quienes empiezan a estudiar un grado o un curso de nivel superior a partir del próximo año en «una universidad de confianza de Reino Unido o centro de educación superior que tenga un historial probado de cumplir con los controles migratorios». «Ya era hora. Esta estúpida política debería haber sido revocada hace años. Reino Unido debería estar siempre abierto al talento de todo el mundo», ha escrito el ministro de Finanzas, Sajid Javid, en Twitter.

Pero dada la preocupación que la inmigración suscita en muchos de los británicos, la cual fue uno de los motivos de peso en la campaña a favor del 'brexit' en 2016, la medida del Gobierno de Johnson no ha sido bien recibida por todos. Migration Watch, que hace campaña a favor de menos inmigración, ha lamentado el «paso retrógrado» que llevará a que los estudiantes extranjeros se queden el país para realizar trabajos poco cualificados. «El Gobierno solo parece plantear ideas para cómo aumentar la inmigración», ha sostenido en Twitter.

«Nuestras universidades están atrayendo un número récord de estudiantes extranjeros. No hay ninguna necesidad para devaluar un visado de estudiante y convertirlo en una puerta trasera para trabajar aquí«, ha lamentado.